Minientrada

Imagen

Una excelente propuesta de Hugo Álvarez: Esquina peligrosa de John Priestley
Susana Llahí

En la sala “Corrientes Azul” se estrenó el 5 de marzo, con la dirección de Hugo Álvarez, la pieza del autor inglés John Boynton Priestley (1894-1984), Esquina peligrosa. Priestley, influenciado por las teorías de John William Dunne sobre la percepción no lineal del tiempo, desarrolló gran parte de su obra dramática atendiendo las ideas del ingeniero, escritor y parasicólogo irlandés. En Esquina peligrosa (1932), El tiempo y los Conway y Yo estuve aquí antes, ambas de 1937, la trama no sigue una línea temporal cronológica. Priestley libera a su teatro de las fronteras entre ilusión y realidad. ¿Qué es lo real?¿Qué es ficción?. Para Priestley (siguiendo las reglas de la fenomenología) el tiempo en el que estamos inmersos, homogéneo, y sucesivo, sólo era una deficiencia de nuestra percepción. De allí que, superponer los planos de un relato, detener el flujo temporal o modificar lo sucedido en la ficción, como en normal metamorfosis, fuera para el dramaturgo algo que fusionaba con la realidad.
La acción comienza cuando al finalizar la cena en la mansión de los Caplan, adinerados propietarios de una empresa editorial, Olivia reconoce una cigarrera que perteneció a Martin, miembro de la familia que se suicidara un año atrás. A partir de ese momento, en medio de una gran tensión, comienzan a recuperarse los espacios que registra la memoria de cada uno de ellos y de esa manera, pueden llegar al momento justo de la muerte para hallar los motivos que la pudieron ocasionar.
La actuación muestra una heterogeneidad que acentúa aspectos melodramáticos y otros más superficiales. Es notoria la oposición entre el personaje de Robert (Gustavo Bonfigli), Olivia (Marcela Haimovich) y Brian (Leo Bartolotta) con relación al resto. Bonfigli muestra una composición trabajada en base a la interioridad del personaje, reflexivo, profundo, el estallido último es producto de la desesperación ante el derrumbe del orden familiar. El personaje de Olivia, en cambio, a pesar del sufrimiento guardará el tono mesurado hasta el final, aunque en ella jueguen las contradicciones en que se sumerge debido al amor confesado y no correspondido. Brian, evoluciona dolorosamente en su dramatismo. El resto de los personajes presentan una actuación exterior que ironiza sobre esa historia saturada de silencios, de posteriores desbordes y en definitiva, de una intencionada incomunicación. Quizás Freda (Piren Larrieu), se encuentra demasiado distanciada de todo el horror del momento. Podemos pensar que hay en ella una resistencia aristocrática ante el dolor, la que le impone su cultura y que a su vez, la induce a ironizar con mayor intensidad. No obstante, creemos que desde lo actoral, el personaje requiere acentuar la tristeza o al menos la melancolía a partir del momento en que se descubre la verdad. La música y la danza agregan a la puesta un tono farsesco, que distancia, que obliga a relajarse y reflexionar sobre cómo se puede construir una mentirosa realidad a partir del silencio. Cuánto mejor es “no abrir la puerta” que nos conecta con los espacios de la memoria.
Muy bueno el trabajo de espacialización y acertada la reconstrucción del momento del suicidio. La revelación de la muerte de Martín con uso de la voz en off, superpone otro plano, el del espacio silenciado, el de un tiempo defectuosamente percibido. Finalmente, el plano de la realidad asume carácter de ficción, el del radioteatro que el grupo estaba escuchando en el momento en que comienza la acción. El vestuario y la escenografía muy cuidados, presentan los detalles que convienen a una puesta realista.
Una propuesta que actualiza una obra que no pierde vigencia, simplemente, porque a pesar de que la vida actual destruyó tabúes y parece que todo puede ser dicho, siempre habrá factores que impiden exteriorizan los conflictos interiores y dar paso a la verdad.

Imagen

Ficha técnica: Esquina peligrosa de John Boynton Priestley. Teatro: “Corrientes Azul”. Avda. Corrientes 5965. T.E. 4854-1048. Elenco: Gustavo Bonfigli. Fernando Álvarez. Leo Bartolotta. Marcela Haimovichi. Piren Larrieu. Nonnel Nhoj. María Paula Neme. Emiliano Boidi. Carlos Romero Franco. Voz en off: Martín Caplan. Locutor de radio (voz en off): Santiago Villafañe.

 

Imagen

Esquina Peligrosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s