La Maquila de Valeria Medina

Estándar

“La Maquila” de

Valeria Medina

Esclavitud siglo XXI, dentro del capitalismo salvaje.

María de los Ángeles Sanz

LaMaquila2¿Qué es una maquila1? La palabra que se originó en el medioevo, hoy identifica a un lugar de producción, de trabajo a destajo, de esclavitud laboral.2 La maquiladora es un término que se originó en México. ¿De que se nutren las maquiladoras? De materias primas, de carne humana; la trata de personas y la prostitución están muchas veces conectadas a las maquiladoras, que son, entre cosas, la cara oscura del glamour del mundo de la moda. El tema de la trata de personas, que está atravesado por el de género3 es el centro de la tensión que plantea la puesta. Personas de diferentes etnias, hombres y mujeres, en un cosmos de encierro, sin día y sin noche, sólo trabajando tras una promesa de bienestar que nunca llega. La escenografía presenta grandes paneles de telas, que conforman un espacio a la italiana, donde las acciones se expanden hacia el fondo de una pantalla donde se reiteran algunas imágenes que suceden en escena, como la figura del presentador, que en francés y con una estética andrógina, que recuerda al presentador de “El Quinto Elemento” (1997), la película de coproducción francesa y norteamericana de Luc Besson, inicia el desfile y lo cierra. La puesta cruza las diferentes acciones, las que se suceden en una supuesta pasarela donde las mujeres son expuestas como princesas deseables, y al mismo tiempo donde son sometidas y abusadas. Su figura atraviesa entonces, desde un comienzo, un escenario abigarrado donde se cruzan la violencia de sexo, y la presentación de un desfile de modas. El glamour pronto da paso a la maquila, al lugar donde todo es sometimiento, miseria, esperanzas rotas, abuso, muerte. Las mujeres que trabajan conversan, tienen como testigo un asiático que ha recibido un ‘tratamiento’ que ha nublado su cerebro, y quien tiene un diálogo con su pasado a través de la figura de su gallo; y mientras dialogan van dejando caer trozos, fragmentos de una realidad que las agobia y de la que no saben como escapar; y hablan de las otras, las que ya no están, las que están enfermas, las que no se sabe si siguen viviendo, las que roban para sobrevivir, que aparecen y desaparecen sin dejar rastros. Con ellas, los capangas, los dueños de sus cuerpos y sus vidas por el lapso de tiempo en que la maquila continúe en funcionamiento, víctimas a su vez convertidas en verdugos para sobrevivir, o porque tienen perdida el alma. Cada personaje, entre telas, entre siniestras bambalinas, va exponiendo la realidad de un relato que los tiene como protagonistas de una historia que fuera de la ficción teatral se ha cobrado miles de víctimas.

LaMaquila3Las actuaciones son convincentes, algunas de una alta tensión y la energía no decae ni siquiera en las acciones de alivio, algunas simultáneas, como cuando se juega a las cartas, mientras las mujeres entran y danzan un ritual desde un cuerpo objeto. Seres como mercancía, que produce mercancía, que tendrá luego en este siglo la característica de lo efímero, superfluo, descartable. Vidas de descarte como las cartas, como las fichas del juego chino. La dirección privilegia de todas las posibles narraciones las del triángulo que conforman las dos mujeres y el hombre asiático, y a través de ellas aparecen las demás, las senegalesas, o la historia de los matones y su infancia de desarraigo y carencia. Valeria Medina en La Maquila se anima a un tema duro, contemporáneo, tal vez no tan conocido, pero que necesita ser transitado, para una vez más dar cuenta de las contradicciones de una sociedad que se pretende tras la globalización y la permanente migración de sujetos, ser un lugar de múltiples posibilidades, donde la técnica y la ciencia parecen resolverlo todo, todo, menos la perversión y la ambición humana, el prejuicio y la indiferencia.

 

Ficha técnica: “La Maquila” de Valeria Medina. Elenco: Coral Gabaglio, Ignacio Huang, María Forni, Vicente Santos, Carlos Lombardi, Adriana Julio, y Julián Duffy. Bailarinas: Emi Ramos, Lucila Tolis, Camila Santillán. Supervisión de texto: Ignacio Apolo. Asistencia de dirección: Daniela Martinez. Coreografía: Marina Svartzman y Paula Etchebehere. Diseño de escenografía e iluminación: Magalí Acha. Asistente de escenografía: Sergio Sagiryan. Música original: Lautaro Cottet. Vestuario: Julia Moretti. Fotografía, Dirección y Edición del fílmico: Pablo Kalhat. Diseño gráfico: María Forni. Asistencia de escenario: Tomás Valenzuela y Rodrigo París. Producción Ejecutiva: Anabella Valencia. Producción: Teatro El Popular – Simpatizo con Todo. Dirección de actores: Raquel Albéniz. Puesta y dirección general: Paula Etchebehere. Prensa: Tehagolaprensa. Teatro El Popular.

 

1 La palabra maquila se originó en el medioevo español para describir un sistema de moler el trigo en molino ajeno, pagando al molinero con parte de la harina obtenida. Tal fue también la forma tradicional de producción de azúcar en los ingenios de las Antillas, que en el siglo XIX obtenían su caña de cultivadores llamados colonos; éstos cobraban en azúcar el valor de la caña entregada, de acuerdo con las normas establecidas por los mismos ingenios.

 

2 Una maquiladora es una empresa que importa materiales sin pagar aranceles; su producto se comercializa en el país de origen de la materia prima. El término se originó en México, país donde el fenómeno de las maquiladoras está ampliamente extendido. En marzo del 2006 el personal ocupado por las maquilas mexicanas era de 1.300.000 personas. La mayoría de estas fábricas están situadas en ciudades mexicanas de la frontera con Estados Unidos, principalmente Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa y Heroica Nogales. Estas compañías deben trabajar bajo el programa de maquila, requiriendo que todos los productos sean regresados a su país de origen. El capital de las maquiladoras suele ser íntegramente extranjero, generalmente las propietarias son compañías estadounidenses, aún cuando existen importantes empresas japonesas y coreanas y de muchos otros países establecidas en el cinturón fronterizo cuya matriz con fines fiscales, comerciales y publicitarios está establecida en Estados Unidos. También muchas empresas maquiladoras son de capital mexicano. El establecimiento del decreto de maquila iniciado en el año 1965 fue en gran parte debido al fin del Programa Bracero, el cual se instituyó durante la Segunda Guerra Mundial con la intención de que extranjeros afines a la política de Estados Unidos suplieran los brazos de los ciudadanos estadounidenses que partieron al frente de guerra, cosa que permitió que trabajadores agrícolas mexicanos encontraran trabajo agrícola temporal en los Estados Unidos. El final de este programa en 1964 aumentó el índice de desempleo en la región fronteriza.

 

3 El concepto de género, según la definición de la dramaturga y filósofa Cristina Escofet, como una ecuación que no es, mujeres versus hombres, sino que es la definición del punto de vista desde el cual nos ubicamos en el mundo. Dentro de género se involucra la dificultad de aceptar al otro, al diferente, de verlo en toda su dimensión humana. Es necesaria la conciencia de nuestra subjetividad atravesada por los mandatos, con- formada por la escuela, la religión, la familia, el Estado, para luego decontruirla y a partir de allí, formar una subjetividad nueva, propia, consciente de sí misma.

 

Anuncios

Acerca de lunateatral2

Este es un espacio que administramos Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz donde los artículos sobre la creación teatral en Buenos Aires es el centro de la temática. Buscamos una relación fluida con el campo teatral de todo el continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s