Quiroga y la selva iluminada

Estándar

Quiroga y la selva iluminada

por el Grupo Ojcuro[1]

 

Había una vez… flamencos, una tortura gigante, una gama,…

una naturaleza selvática que nos pertenece a todos

Azucena Ester Joffe

 

Quiroga y la selva 2En esta segunda producción del Grupo Ojcuro el punto de partida son dos cuentos breves de Horacio Quiroga, poeta uruguayo que es considerado por muchos como el máximo exponente del cuento latinoamericano. El escritor tuvo una personalidad fascinante y a la vez ambivalente; con su estilo muy personal supo fusionar lo folklórico y lo mítico, donde lo real maravilloso pareciera ser el principio constructivo de su escritura. En 1918 se publicó Cuentos de la selva, cuentos para niños, ocho relatos cortos que aún hoy mantienen una atracción especial para los más pequeños con un claro mensaje didáctico: es el hombre el mayor depredador y son los animales quienes tienen un carácter pacifista y sentimientos más nobles. Excelente propuesta del Grupo Ojcuro para la presente temporada en las vacaciones de invierno y son los más pequeños los que ingresan con total despreocupación. Después de 13 años en cartel de La isla desierta y con la idea de profundizar la experiencia teatral en la casi total oscuridad los integrantes van por más en Quiroga y la selva iluminada. De este modo la imaginación de los niños y de los adultos van construyendo diferentes espacios escénicos según las imágenes auditivas a lo largo del relato. El abuelo de la pequeña Delfina logra sacarla de su aburrimiento con el famoso “había una vez”, así la niña por la magia de lectura se encuentra en la selva misionera al igual que los atentos “espectadores” o mejor dicho oyentes que nos encontramos en la oscuridad. Mientras el aroma de ramas frescas de algún árbol y el sonido del viento en las hojas nos atrapan, aparece un títere lumínico para dar paso al primer cuento, El loro perlado. Un loro que vivía con sus pares contento en el monte y tenía cierta locura por el té con leche hasta que los ojos de un yaguareté surgen en las tinieblas ficcionales. El ave con inteligencia supo castigar la maldad del animal más grande.

Quiroga ojos cuadradosEn el segundo relato, La guerra de los yacarés, aparecen ojos por doquier pues eran cien o miles los yacarés que vivían pacíficamente y dormían la siesta sobre la arena. Hasta que llegó el hombre y fue necesario que recurrieran a un viejo amigo, el surubí, quien tenía un torpedo que podría ayudarlos en esta especial guerra. Otra vez un títere luminiscente y los numerosos ojos nos sumergen en un estado casi onírico e infantil. Es interesante como los actores / titiriteros, que en general padecen algún tipo de discapacidad visual se movilizan por todo el espacio de la Sala, o bien en el centro o bien en los laterales o detrás de nosotros. Otro acierto es la utilización, ante la falta de imágenes visuales para el público, de los recursos expresivos de la voz. Esto hace que nuestra percepción auditiva nos permita interpretar de manera particular los sonidos recibidos, imágenes sonoras que se expanden más allá de los reales límites edilicios, de lo cerrado que podría ser el monte o la selva, como también el ruido del bote en el río o el caminar sobre las hojas y ramas de la selva. Una historia simple y amena que se engarza con dos cuentos, un relato orientado a toda la familia que recupera el hábito casi perdido de leerle a los más pequeños. Un hecho teatral que nos demuestra que se puede realizar una propuesta inteligente y creativa más allá de los códigos preestablecidos. Un grupo de hacedores en el campo teatral que tiene mucho para dar y nos permite a los adultos disfrutar de una experiencia lúdica, distinta y personal.

 

Ficha técnica: Quiroga y la selva iluminada sobre Cuentos de la selva. Actores: Eduardo Maceda, Verónica Trinidad, Mirna Gamarra, Jesús Igriega, Marcelo Giammarco, Cruz Aquino, Francisco Menchaca, Ayelén Giammarco. Sonido: Mariana Chandelier. Música Original En un país de verde y agua: Pablo Sirianni. Prensa: Marisol Cambre. Guión y Dirección: Laura Cuffini. Diseño y Realización de Títeres, Dirección General: José Menchaca. Ciudad Cultura Konex.

[1] Según la gacetilla de prensa: En esta nueva propuesta se aborda el uso de títeres luminiscentes, en donde los actores ciegos se convierten ahora en titiriteros, proponiéndose un nuevo reto dentro de la técnica de teatro ciego y la integración artística. Cabe destacar que el Grupo Ojcuro no solo cuenta con actores ciegos sino que se completa con actores que no poseen esta condición, logrando así una total integración y un mutuo aprendizaje, que más allá de la realización de una obra de teatro es un hecho artístico de convivencia.

Los actores, previo a la función, reciben a los espectadores en una antesala suavemente iluminada con una charla en donde se explican las reglas internas del funcionamiento del espectáculo. Luego son ingresados en grupos de 10 personas aproximadamente, todos ellos tomados de los hombros, conformando una fila india y conducidos por un actor, que a modo de lazarillo los ayudara a ingresar al “Espacio Negro” y a transitar la oscuridad para ocupar sus lugares. Allí, el público transita la experiencia de no tener visión y lentamente los sentidos se acrecientan.

 

Anuncios

Acerca de lunateatral2

Este es un espacio que administramos Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz donde los artículos sobre la creación teatral en Buenos Aires es el centro de la temática. Buscamos una relación fluida con el campo teatral de todo el continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s