Dios Tenía Algo Guardado Para Nosotros

Estándar

Dios Tenía Algo Guardado Para Nosotros

de Maruja Bustamante

Los fantasmas del amor

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Dios tenía algo guardado para nosotros 2Club Cultural Matienzo es un espacio interesante y dinámico que alberga a numerosos proyectos independientes en las diversas expresiones artísticas. Espacio que convoca, en especial, a un público joven y ávido de participar en las actividades culturales siempre en ebullición, de la Radio Colmena y de la gastronómica del lugar. La convocatoria del numeroso equipo a cargo de la actual gestión es clara, pues a partir de las diferentes áreas: “creamos y/o producimos actividades y proyectos que tienen lugar tanto en nuestro espacio como fuera y más allá de él”[1]. Este fue el marco para el estreno de Dios Tenía Algo Guardado Para Nosotros, que si bien en Agosto se trasladó a La Casona Iluminada, Centro de Ares Escénicas en cruce, es también un espacio no convencional y con una impronta especial. Maruja tiene una trayectoria en el quehacer teatral que nadie puede negar y en esta obra su particular mirada va construyendo evento artístico a medida que avanza el relato. El programa de mano da una pista hacia el final del recorrido de su lectura sobre el por qué de una textualidad que apela a la memoria, individual y selectiva para conformarse en ficción dramática. Todos tenemos en el cajón, guardados con siete llaves, o escapándose de a ratos por los intercisios de la madera, recuerdos que nos traen una energía de ese algo que llamamos amor y que nunca fue correspondido en la misma onda de intensidad. Cristal y Mateo, son desde el monólogo que constituye el bio – drama, la pareja protagonista de una historia con un final de caminos bifurcados. El tercer personaje, Dios, teje sus hilos, los reúne, pero no puede con el libre albedrío con el que constituyó a sus criaturas. Como todo padre debe conformarse: la última palabra es la de ellos. El espacio, aparentemente despojado del principio, se va llenando con palabras, las que se dicen, y las que el “Creador” suma en un panel blanco de fondo, donde como en un juego se suceden, sin lógica aparente, atravesadas por el azar. Un relato lineal, sencillo que un espectador de la misma edad de los personajes, puede seguir, sensibilizado con las mismas situaciones que narra Cristal, riéndose con las mismas torpezas de Mateo, sintiendo que definitivamente eso que les sucede es absolutamente verosímil. Como nos tiene acostumbrados, Maruja Bustamante apela al color para una escenografía que se va componiendo a medida que se conforma el discurso, con elementos de cotillón, significativos para los personajes, y a la vez delimitadores de espacios, los tuyos, los míos, los nuestros, y de tiempos, ahora, entonces, aquella vez.

Dios tenía algo guardado para nosotros 1La palabra como buscadora incansable de definiciones para esos conceptos fundacionales para la vida de todos: la amistad, el amor, entre un hombre y una mujer; los otros, y la trascendencia que no vemos, pero que está allí, intentando encauzar nuestros propósitos. La escritura, en un juego metatextual, una poetiza, que rivaliza a todos los niveles sin saberlo; y desestabiliza el deseo en todos los órdenes. Una puesta en escena audaz que lleva a su máxima expresión el carácter efímero del hecho teatral, pues en cada representación el espectador se encontrará al ingresar a la Sala con un espacio totalmente despojado. El dispositivo escénico se crea a partir de las palabras, de los colores intensos, del trazo y también de los espacios en blanco, como los silencios necesarios para lograr cierta armonía. Ni siquiera los mínimos elementos son convencionales sino, por el contrario, tan descartables como las pequeñas alfombras de coloridos trozos de papel. Si el discurso verbal es lineal, las imágenes visuales tienen una extraña fuerza intrínseca en sentido contrario. Una propuesta a partir de la palabra, una obra que excede los límites de las categorías establecidas y una joven artista para seguir en sus futuras expresiones.

Ficha técnica: Dios Tenía Algo Guardado Para Nosotros de Maruja Bustamante. Actúan: Bárbara Massó, Gonzalo Pastrana y Gael Policano Rossi. Vestuario: Grupo Capicúa + Mónica Bellusci. Luces: Rocío Caliri. Registro fotográfico y de video: Laura Castro. Prensa Carolina Reznik. Asistencia de producción: Lucas Sanchez. Asistencia de dirección. Nubecita Varga. Producción: Luciano Lomastro. Puesta en escena: Maruja Bustamante.

[1] http://ccmatienzo.com.ar/wp/hacemos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s