Esto también pasará de Mariano Saba

Estándar

Esto también pasará de Mariano Saba

Un futuro incierto, o la escalada de una destrucción

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Esto-también-pasará- 1Etiquetar con género a una pieza teatral es una tentación difícil de eludir para una investigadora de teatro, entonces empezaremos diciendo que la dramaturgia de Mariano Saba incursiona en el género de la ciencia – ficción: un territorio conocido la Argentina1, con una geografía herida de muerte en el centro de sus entrañas, Córdoba; un planeta en vías de extinción la Tierra, y un posible lugar a poblar desde la nada, el planeta rojo, Marte; en un tiempo otro donde el siglo que habitamos es sólo un recuerdo. La excelente escenografía de Magalí Acha, Andrés Binetti y Mariano Saba, nos sitúa en una cápsula espacial, con una idiosincrasia muy nuestra, todo atado con alambre, y que a primera vista pareciera un cambalache de objetos domésticos, dentro de una tapera o de la casilla de una villa. La metáfora del territorio como desierto, tan cara a nuestra tradición romántica desde Echeverría en adelante, se traslada en tiempo y espacio a un lugar lejano, inhóspito, difícil, lleno de obstáculos y de pobladores originarios, y otros que huyendo de su propia tragedia han llegado antes a colonizarlos. Como entonces la Argentina intentará construirse a sí misma desde la utopía del traslado de seres y enseres. El tango, nuestra música ciudadana, la que nos identifica en el mundo, es una herencia y un castigo, una epidemia de llanto, una lluvia de nostalgia que ha hundido a todos en la desesperación. Los personajes, los cuatro astronautas, tienen en los actores una encarnadura fiel a cada una de las personalidades que los constituyen; identidades diferentes, que manejan también saberes distintos, y una lengua que se juega en el laberinto que teje los sentidos donde el humor no está ausente.

esto tambien pasara 2El vestuario acorde con la escenografía, de excelente factura, es la figura de la precariedad, y de una tecnología a futuro que resulta anacrónica en el presente del espectador. La llegada de un enemigo que toma la forma del deseo, pone el límite en una situación que sin saberlo todavía, los ha atravesado todos. Los diálogos conforman un recorrido por una entidad, la argentina, que despliega su nostalgia en un ritmo, el del 2×4, y en el honroso recuerdo de un éxodo, tal vez el último de una larga serie de exilios y abandonos. La dupla Saba / Binetti emerge a partir de una temática particular, de color local y que indaga sobre la construcción de nuestra identidad. Así en el espacio escénico la fuerte presencia de “la nave espacial” se nos materializa con muchos elementos por nosotros conocidos. Un espacio saturado, quizá más como un taller mecánico, donde están esparcidos por doquier viejos elementos oxidados, piezas sueltas que pudieran servir para solucionar algún situación imprevista de modo casero. Una mirada retro, por un lado, y “un futuro muy lejano”, por otro, donde el tango sería solo un veneno que entra por los oídos y, necesariamente, requiere de una urgente desintoxicación auditiva. En el espacio lúdico la iluminación interna remarca, en la cápsula, la situación particular de estos cuatros tripulantes que intentan, entre otras cosas, impedir una epidemia con brotes lacrimógenos. Estos cuatros argentinos, que son los primeros en realizar semejante misión, tienen una textura y una gestualidad especial de acuerdo a su rango y a su función. Con solvencia cada actor crea a su criatura entre situaciones grotescas y ridículas; El Dandy, El Cordobés, El Capitán Perdomo y Wolfiasky nos sumergen en un mundo fantástico construido a partir de dos teatristas que están en constante efervescencia creativa dentro del quehacer teatral

Ficha técnica: Esto también pasará de Mariano Saba. Elenco: Mariela Asensio, Fernando Donet, Alejandro Lifschitz, Alfredo Martín, Mariano Saba. Diseño y realización de escenografía: Magalí Acha, Andrés Binetti y Mariano Saba. Diseño y realización de vestuario: Celina Barbieri. Diseño de iluminación: José Binetti. Asesoramiento en títere: Osjar Navarro Correa. Diseño y realización de títere: Vanina Gómez Zequeira. Asesoramiento en canto: Sofía Fernández. Diseño gráfico: Andrés Kyle. Asistente de dirección: Catalina Teuly. Dirección: Andrés Binetti. Prensa: Marisol Cambre. Teatro del Pueblo.

1 La literatura de los noventa eligió a la Argentina como ese espacio / tiempo desgarrado donde el futuro era una incógnita, El oído absoluto (1989) de Mario Cohen.

Anuncios

Acerca de lunateatral2

Este es un espacio que administramos Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz donde los artículos sobre la creación teatral en Buenos Aires es el centro de la temática. Buscamos una relación fluida con el campo teatral de todo el continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s