Ciclo de Unipersonales “Miguel Dedovich” Rebeldía 2014

Estándar

Ciclo de Unipersonales “Miguel Dedovich”

Rebeldía 2014

Por un teatro que “dé vuelta el viento”

Cacique Qom Mártires Lopéz de Pampa del Indio[1]

Azucena Ester Joffe

Setiembre fue el tercer mes del Ciclo en homenaje a Dedovich y se presentaron en esta oportunidad seis obras cortas con las mismas consignas que las anteriores[2]:

El último  (Mar del Plata), sobre un cuento de Haroldo Conti y la adaptación de Olivia Diab – Guillermo Yanicola con Olivia Diab; Uñas carcomidas de una obrera post-industrial, autor y director Guido Ondarts con Josefina Flores; Fabrico días (Santiago del Estero) de y con Mariana Sayazo; 5-Relato con Cecilia Levantesi, diseño sonoro e interpretación en vivo: Nelson Lema, dirección de Cecilia Levantesi; La loca de amormimo, tango, danza – idea, interpretación y dirección general de Nuria Schneller; Ropa tendida mimo experimental –  de N. Batllosera-Nuria Schneller con Nadina Batllosera y por último, La cadena invisible (Cuba), interpretación y dirección: Alejandra Egido, de Carlos Ferrera.

1 Uñas carcomidasEn esta oportunidad este medio pudo asistir a tres de las citadas propuestas. La primera, Uñas carcomidas de una obrera post-industrial, es la mirada interesante del director sobre el mundo femenino construido según las normas establecidas desde nuestra sociedad de consumo: un cuerpo perfecto y siempre joven. Antes de ingresar a la Sala nos encontramos algunos zapatos con tacos que nos marcan el camino hacia el escenario, a modo de Hansel y Gretel. Luego, vemos en el espacio lúdico en un sofá numerosos peluches con pequeñas “mutilaciones”. La actriz con solvencia construye a su personaje, una joven mujer que ha sufrido desde niña ciertas “mutilaciones” a su identidad, por cuestiones de género o bien por su apariencia física. Por momentos se materializa antes nosotros una imagen tierna casi infantil que se divierte con algún muñequito a cuerda pero, en otras escenas, es una mujer que grita: “¡estrías!” “¡stress!”…. Una joven que intenta sobrevivir a su trabajo de limpieza en un supermercado mientras, con su ropa de satén, espera la llegada de ese ser que la ame realmente como es. Un espacio mínimo que muestra el mundo femenino en la intimidad de su dormitorio, por un lado, saturado de elementos que contribuyen a crear el clima y el ritmo intenso y, por otro, la música que acompaña constantemente al personaje.

Fabrico diasEl unipersonal Fabrico días atrapa nuestra mirada desde que ingresamos a la Sala, pues nos encontramos con un semicírculo y nosotros ocuparemos un sitio muy cercano al mismo, imposible no sentirnos parte de ese ritual. En este espacio confesional, donde la realidad supera la ficción, el límite son las flores de lienzo de colores tenues. Un frágil límite entre víctima y victimario, mientras el personaje mezcla la harina con el agua y amasa con sus lágrimas una vida distinta, una cotidianidad sin violencia y más equitativa. Mientras dobla prolijamente la ropa entre los gritos y los golpes que recibe, mientras con furia barre y rompe el semicírculo, barre la sumisión y la impotencia tratando de destruir el círculo vicioso. La violencia de género en determinados lugares está tan naturalizada que nadie repara en una mujer golpeada. Ella, como tantas otras mujeres, “fabrica días” para tratar de soportar lo insoportable; Mariana Sayazo “fabrica días” para recordar a esas mujeres que han perdido sus vidas a manos de una sociedad machista. Nombres que es necesario conocer y recordar, mantenerlos vivos y darle la visibilidad necesaria para que en un futuro no lejano sea radicada de una vez y para siempre la violencia de género. La actriz con ductilidad construye le clima opresivo que requiere la situación dramática, los tonos y la gestualidad precisa, con la mirada penetrante nos interpela constantemente. Algunos de los espectadores nos llevaremos un programa de mano con el nombre de una mujer, en nuestro caso: “Claudia Noemí Ponce, 30 años, Loreto” y al salir algo desde nuestra esencia nos dice: “basta de violencia”.

la cadena invisible 3Por último, La cadena invisible, un texto intenso para un unipersonal que con profesionalismo Alejandra Egido construye a sus tres criaturas: tres hermanas que nacieron con diferencias de minutos -“La mayor”, “La del medio” o “La más chica”. En el espacio domestico, una a una nos van contando su historia particular, como si sólo se tratara de una simple y cotidiana rivalidad entre hermanas. Pero el relato se va tensando cada vez más y da cuenta de un secreto constitutivo de la familia, un secreto compartido sobre la violencia sufrida desde la infancia. Así, cada personaje nos va demostrando, en un espiral ascendente, como sobrevivir en un ambiente violento pero como si nada pasara  – “La hermana mayor” es viuda y se refugia en el viejo televisor; “La hermana del medio” es soltera y se entretiene con el mundo del chat, de las novelas rosas, alejada del mundo masculino; “La hermana menor” es la más fuerte y quizá por rebeldía se prostituye sin amar realmente a ningún hombre. Tres mujeres distintas pero que continúan juntas más allá de las diferentes personalidades. Y, una actriz que sabe darle cuerpo a cada una de ellas – con los cambios en el tono y en la gestualidad, con pequeñas variaciones en el vestuario y en el peinado,…- haciendo que sea difícil para los espectadores separar la realidad del artificio.

[1] Según el programa de mano del Ciclo, esta expresión es del cacique y dirigente social “que sospechosamente apareció muerto en el 2011”.

[2] De nuestra nota anterior: “El Centro Cultural Raíces organizó este particular evento a modo de un sentido homenaje a quien fuera integrante del mismo: un “querido artista comprometido profundamente con el Teatro Independiente”. A esta convocatoria respondieron numerosos elencos, en especial, nacionales e internacionales. El resultado comenzó a materializarse a partir del 18 de Julio y finalizará el 6 de Diciembre del presente año. Los 27 elencos seleccionados tienen, en general, sólo dos presentaciones – viernes y sábado – lo cual hace que dicha programación sea muy variada y dinámica. Así en las diferentes expresiones artísticas – teatro, danza, mimo – se cubren las expectativas y preferencias del espectador inquieto. La programación se puede consultar en el blog de Raíces”: http://centroculturalraicesr.blogspot.com.ar/2014_06_01_archive.html

Anuncios

Acerca de lunateatral2

Este es un espacio que administramos Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz donde los artículos sobre la creación teatral en Buenos Aires es el centro de la temática. Buscamos una relación fluida con el campo teatral de todo el continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s