Escuela de Marionetas de Luis Cano

Estándar

Escuela de Marionetas
Luis Cano
Buenos Aires
Editorial Disociado Editores, 2012
Páginas 493

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Escribo teatro pero pienso poesía, hago teatro pero escribo poesía (Luis Cano)

8-Escuela de marionetasLuis Cano es un dramaturgo de amplia trayectoria que presenta en este volumen algunas de sus últimas piezas teatrales que llegan así al público lector de textos dramáticos, como también a aquél que luego de haber disfrutado de las puestas quiera nuevamente, a partir de la palabra, recrear el momento de la enunciación. Las textualidades de Cano, breves y potentes en su escritura fragmentada pero cargada de una subjetividad inquietante, recorren los mundos privados de personajes expuestos no desde una referencialidad directa, sino que son presentados en un no tiempo cronológico, un tiempo cargado del acontecimiento que relatan, un universo íntimo, de una conflictividad singular. Escribo para hacerme preguntas afirma en el prólogo del libro el propio Cano, y para no olvidar, la escritura entonces como un procedimiento de búsqueda de una verdad escurridiza, que se intenta asir a partir de la palabra, pero no desde una palabra comunicacional sino por el contrario con una palabra con peso específico propio, donde la semántica encuentra un espacio propicio a la dimensión metafórica; una escritura que además fije, cristalice aquello que el tiempo diluye o intenta borrar de la conciencia.

Al principio no conozco la forma ni sé de qué se trata mi escritura solamente empiezo, con la esperanza de que el sentido se abra paso por sí mismo. Sin saber lo que voy a plantear, sin entender los problemas “la escritura es también plantear problemas” . (13)

De la escritura a la lectura, a la posibilidad de un decodificador ideal que pueda tomar registro de los vaivenes, impasses de su construcción, que sepa entender, com-prender: lector que luego devendrá un espectador interesado desde el relato a la acción.

El texto que termino de escribir es un recién nacido. Eso dura muy poco, porque los montajes tampoco son bebés, sino partos –es una opinión que leí en Peter Brook. El montaje plantea condiciones que favorecen el parto. Si sucede, acaso el texto conocerá el mundo. (19)

Las dramaturgias que componen el libro están dibujadas bajo esas premisas. Escuela de marionetas, es el título que las recoge, título sugestivo desde el lugar de la confluencia de doble juego de la actuación, ser otro desde el cuerpo del actor, y una vez personaje comportarse como alguien que es manejado por un texto que le impone una impronta de juego y construcción de mundos diferentes. Marioneta, es un cuerpo /objeto guiado por otro, pero que a la percepción del espectador gana autonomismo cuando ejerce la magia de asumirse en el personaje construido por el dramaturgo. Así son las piezas que integran la propuesta, cada una por separado presenta la impronta de su fuerza intrínseca, proyectada en una sintaxis segmentada, en un tiempo acechado por las elipsis, pero que leyéndolo como un todo, cada textualidad dramática podría ser como el capítulo de una novela que no tiene un fin próximo, porque aún no están exploradas todas las posibilidades de su semántica. Texto potente, de lectura inquietante, donde queda reflejada la riqueza productiva del autor, y su lectura diferente sobre temáticas que son abordadas desde ribetes disímiles, con procedimientos conocidos pero encajados en el puzzle de la escritura en una funcionalidad distinta. Es así, el tratamiento sobre las relaciones de pareja que aparecen en El diario de Carmen, pieza que cierra el libro, y que establece a través de una situación asfixiante una manera de comprender como se ejerce la violencia desde la victimización:

CARMEN
(Casi al público) Juan se va a sentar en el sofá. (Juan obedece) Juan está sentado. Me quedó aquí. Espero un rato. Puedo mirar por la ventana. Puedo ir a sentarme a su lado. O puedo esperar un poco más, hasta que sepa lo que quiero hacer. Pero no voy a esperar tanto.

(Carmen acomoda los almohadones, la manta, el jersey colgado junto a la puerta, el vaso de agua. Juan tiembla como una hoja. Carmen se pinta los labios para besarlo) (493)

La poesía en función de acción dramática, como en Historia Danesa, donde el fantasma de Hamlet sobrevuela las palabras:

(…)
Estoy en la mesa, en la cama en los escalones
Lleno de odio
Me hago pesado
Me convierto en hacha para abrir en dos al traidor
Para hundir mi lengua roja
Me dirijo
Un actor, más
Porque el actor cree que actúa y yo no (52)

En la escritura de Luis Cano las imágenes son potentes herramientas de enunciación, que construyen un universo propio donde los personajes y los espectadores mantienen un vínculo desde la palabra, la gestualidad y el silencio que acompaña con su impronta de inquietud la sorpresa de un devenir en construcción.
El libro está dividido en dos secciones. La primera, “Poesía de Teatro”: La Ambares (Teatro musical); Búsqueda y representación de algo que quedó en mi infancia. Banda sonora; Historia danesa; Diario de un día; Vuelta a casa; Domingo; Ensayo para un quinteto; Niños; Texto leído; Apunte durante los ensayos; Resistente al agua; Partes de libro familiar 1. Un canario; Partes de libro familiar 2. Ars moriendi; Elementos del Paisaje; Aviones enterrados en la Playa y Poesía.
La segunda sección, “Ensayos y Errores”: Y sin embargo; Cama de manivela; Cangrejos; Pieza para títeres; Cumpleaños; Ruidosas rosas – Trilogía 1. Niñas piden auxilio por el conducto de ventilación, Trilogía 2. ruidosaPequeño casamiento (una boda ) Ballet, Trilogía 3. El invernadero (rosas de invernadero); Claramente / o el Teatro de la melancolía; Una clase portátil; Niebla; Fantasma de una obra de teatro de 1900; Amigos olvidados y El diario de Carmen.
Una escritura profusa que contiene distintas expresiones literarias y un denominador común: la metáfora, el recorrido no lineal de los acontecimientos, la búsqueda de la multiplicidad de los sentidos. Este recorrido minucioso no es azaroso sino que explicita, a grandes rasgos, el particular estilo y el compromiso constante de Luis Cano con la vida, es “un recorrido personal de más de veinte años”.
Por último, este es un libro interactivo, “disociado”, lo cual le aporta un plus extra en especial para los investigados y críticos, obviamente al espectador teatral. Cada obra tiene un soporte digital al cual se puede ingresar a través de la clave en el texto impreso: elementos visuales y auditivos – fotos, programas de mano, notas y bocetos, musicalizaciones,- que van más allá del placer de la lectura. Libro Disociado Editores une la tecnología al placer de la lectura individual. Una excelente conjunción que nos permite disfrutar del potencial creativo del poeta, dramaturgo y director que como un prisma descompone la realidad cotidiana a partir de su proyecto creador, proyecto en constante ebullición que, necesariamente, requiere de un lector / espectador activo.

Anuncios

Acerca de lunateatral2

Este es un espacio que administramos Azucena Ester Joffe y María de los Ángeles Sanz donde los artículos sobre la creación teatral en Buenos Aires es el centro de la temática. Buscamos una relación fluida con el campo teatral de todo el continente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s