Demasiado cortas las piernas de Katja Brunner

Estándar

Demasiado cortas las piernas
de Katja Brunner
Un príncipe azul fate in casa

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

000114255La dramaturgia europea nos propone en los últimos tiempos textos atravesados por el género narrativo que exigen a la dirección y a la puesta en escena que construya una no tensión dramática a partir del relato. La pieza de Brünner1 no es la excepción, atravesada por el discurso del cuento de hadas, por el psicologismo, por la narración propia del informe académico de la medicina, y por la voz entre adulta y niña del sujeto de la intriga, cuenta una historia que involucra a todo el género humano, y que aparece en diferentes grados de aberración según el punto de vista: la niña, la madre, la ciencia. Las relaciones entre padres e hijos guardan ancestralmente un alto grado de conflictividad, desde la obediencia de matar al propio hijo, o de ofrecerlo en el ara del sacrificio, hasta la idea del parricidio, las generaciones nadan y nadaron siempre en aguas turbulentas. La sexualidad entre ambos términos de la ecuación es un acto prohibido por la moral, las religiones y sobre todo por el daño psíquico que puede producir en la estructura de la identidad del más débil de los protagonistas: el niño. La puesta construye un triángulo amoroso donde uno de los vértices como aparece en las imágenes de fondo, es una niña que mantiene un contacto ficticio con la realidad, las piernas demasiado cortas son las de alguien puesto en una situación de falso equilibrio que no tiene los recursos necesarios para afirmarse en su propia identidad. Los otros dos puntos son una madre ausente, y un padre de una presencia abrumadora. El amor de pareja es un concepto puesto en duda durante toda la puesta, porque la violencia sobre el cuerpo del otro, la violencia que se ejerce desde el silencio cómplice, a través de una ceguera necesaria para poder seguir adelante a pesar de todo, es un ingrediente no deseado pero presente en esa familia que guarda un secreto con celo “amoroso”. demasiado

La dirección de Diego Faturos se encuentra ante un texto que expone una realidad cruel de múltiples referentes, tanto aquí como allá, pero que se expresa a través no de acciones que ofendan a la mirada del espectador, sino de un relato que apuesta a que la palabra sea un elemento suficiente para conmoverlo y concientizarlo. Para ello necesita una actriz que cuente con recursos suficientes para empoderarse del discurso, atraviese con él su cuerpo herramienta y logre romper las barreras que la separan del público, Julieta Vallina lo logra con talento, impone su presencia en el espacio escénico desde todos los registros, y conmueve, convirtiéndose en el centro de una atención que se diluye en los otros participantes del drama, incluida la madre. No por falta de fuerza de los actores sino porque el texto los lleva al límite de la no actuación, los pone en un registro narrativo, cuya función es unir los relatos fragmentados, reponer los puntos oscuros, dar cuenta del discurso científico, que apoya desde la imagen una seudo pantalla, donde el registro tomográfico y el dibujo sustituyen y a veces anticipan lo expresado desde la palabra. Una puesta diferente en su estructura que nos pone en la disyuntiva que ya parecía superada entre el texto y el cuerpo del actor, pero que no llega a ser superadora de ese hiato, porque la fidelidad al texto profundiza la sutura.demas cortasFicha técnica: Demasiado cortas las piernas de Katia Brunner. Traducción: Carla Imbregno. Elenco: Julieta Vallina, Lala Mendía, Cinthia Guerra, Julián Kravov, Javier Rodríguez, Francisco Lumerman, Matías Labadens. Escenografía: Eli Etovich, María Emilia Marozzi. Iluminación: Lucía Feijoó. Realización audiovisual: Felipe Garrido. Fotografía: Christian Inglize. Animación: Javier Timossi, Cecilia Jaime. Ilustración: Cónstanos. Prensa: Marisol Cambre. Diseño en comunicación visual: Julieta García Zacarías. Asistencia de dirección: Marcelo De León. Producción: Rocío Pérez Silva. Dirección: Diego Faturos. Esta obra participó del Festival Internacional Dramaturgia Europa + América 2014. Timbre 4.

1 KATJA BRUNNER Nació en 1991 en Zúrich, Suiza, y estudió escritura literaria en la Escuela Superior de las Artes HdK Berna y escritura dramática en la Universidad de Bellas Artes UdK Berlín, Alemania. En 2010 escribió “Demasiado cortas las piernas” en el marco del programa de fomento “Dramenprozessors”. Fue estrenada en el teatro Winkelwiese en Suiza. En 2012 participa en los talleres de escritura “Werkstatttagen” en el teatro Burgtheater en Viena, Austria. En 2013 es invitada al Festival de Dramaturgia HeidelbergerStückemarkt con su obra “El infierno también es sólo un sauna” y gana ese mismo año el máximo galardón de dramaturgia del Festival Mülheim en Alemania. En la temporada 2014-2015 Katja Brunner será autora estable del Teatro en Lucerna, Suiza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s