Paisaje marino con tiburones y bailarina de Don Nigro

Estándar

Paisaje marino con tiburones y bailarina
de Don Nigro
Traducción Tato Alexander
La fuerza de los mansos

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

InvitaciónTato Alexander es una actriz que ha trabajado algunas de las obras de Don Nigro, y que por lo tanto al traducir la pieza dirigida por Manuel González Gil tiene sobre el texto un conocimiento interior que se traduce en los silencios, las pausas, y la exacerbación del miedo que convierte a la textualidad dramática, en un cruce sin diferencias de lengua para el espectador de habla castellana. La propuesta simplifica la escenografía que sin embargo es sugerente y plásticamente bella, en su disposición espacial, los colores elegidos, y los objetos que pueblan el universo cerrado de la casa del escritor, que de golpe se ve extendido hacia un afuera amenazante en la figura de la mujer rescatada del mar. Paneles de tela transparente que guardan en su semipenumbra la intimidad, o que se abren para dar cabida a la mirada indiscreta sobre una lucha por la vida, cuerpo a cuerpo. Una historia de amor, que establece un vínculo desde el abismo de la desesperación y la ausencia en esa casa donde el interlocutor es el mundo de la literatura. Biblioteca y escritura un paraíso borgiano para él, que se ve cruzado, interceptado en su calmo desarrollo por el rescate de un cuerpo que niega la dificultad, y ataca como única defensa. Cuerpo inerme entre tiburones dentro y fuera del mar, dentro y fuera del agua de un acuario, metáfora de la sensación de peligro en que se mueve una mujer que se atreve a las profundidades marinas; para danzar al ritmo acompasado de la pleamar. Los personajes están delineados a través de los fuertes contrastes, entre la agresividad y la templanza, entre la primavera y el otoño en los tiempos de los ciclos de la vida, entre la búsqueda de provocar la herida y mostrar desde el cinismo el dolor y la angustia, y el vaso de contención de la tormenta que encierra a un cuerpo femenino, que no quiere ceder ni dejarse atrapar por la ternura. La actriz logra encontrar el tono de su ira contenida, a través de la voz, cuando su cuerpo en movimiento habla de otras necesidades, de otros sentimientos. Ya desde el título se plantea una contradicción: tiburones / bailarina, entonces podríamos preguntarnos ¿quién es el tiburón? Contradicción que materializa a través de la corporalidad de cada personaje, mientras Tracy comienza en un tono monocorde y bajo a medida que avanza el relato su gestualidad se va transformando en más orgánica, visceral. En cambio, Ben tiene una actitud distante, paciente, como si aceptara el destino sin altibajos. Un historia de amor y desencuentro que entre “las paredes”, límites precisos, de la “casa” alejada de todo y en cercanías al mar no existiera la posibilidad de conciliación. Solo tendremos el saber del presente de la historia, el pasado y el futuro nos es vedado como olas que siempre regresan al mar.11

Ficha técnica: Paisaje marino con tiburones y bailarina de Don Nigro. Traducción: Tato Alexander. Elenco: Fernanda Caride, Adrián Batista. Música: Martín Bianchedi. Escenografía y Vestuario: Pepe Uría. Diseño Gráfico: Wanda Epstein. Prensa: Alfredo Monserrat. Asistente de Dirección: Ana Lascano y Marilú Maygret. Dirección: Manuel González Gil. Teatro El Portón de Sánchez. Duración: 75’. Estreno: 08/05/2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s