Cuentos con sentido para chicos distraídos de Vera Montone

Estándar

Cuentos con sentido para chicos distraídos
de Vera Montone
Ciclo de Cuentos y poesía infantil

María de los Ángeles Sanz

000118346 Una escena donde actores /titiriteros dan vida a muñecos entrañables: Chufleta, la niña de pelo colorado, el niño con anteojos, que toca el piano a desgano, su vecino, un cocinero muy particular, un gato lleno de astucia y picardía como su ayudante, y un viejito pochoclero, lleno de ternura; son los protagonistas que darán vida a las historias que llenas de humor van a mantener la atención del espectador. Desde el título Vera Montero la autora de los cuentos que cobran vida con el grupo de actores y actrices que dirige Francisco Ramírez, hace referencia a un espectador que sin error es el más difícil de atraer y mantener expectante en el teatro: el público infantil. Los niños si no encuentran sentido en las acciones, una conexión en el relato, belleza plástica en los elementos y seducción en el momento de encontrarse con las palabras, rápidamente distraen su atención. Esto no ocurre cuando nos sentamos en nuestras butacas a disfrutar de las historias, a las que la narradora nos introduce para luego dejar paso a los verdaderos personajes, los títeres. Tras de pedir con una consigna musical que hagamos silencio y prestemos atención, una bella historia de amor comienza, dos niños, que la vida llevará por distintos caminos hasta que la vida nuevamente los reúna para siempre, transcurre entre la emoción y la risa, la música, el baile, y el final 000118347feliz. Luego de una bella canción, el segundo relato, tiene en el centro de la historia a un cocinero que tiene una particularidad complicada para alguien que manipula elementos tan volátiles como la harina o el azúcar impalpable, estornudar en el momento menos indicado, lo que le impide seguir con su trabajo, mientras la aparición de su ayudante, un gato que obedece literalmente a lo que le piden, pero fingiendo que entiende lo que se quiere de él, nos lleva a reírnos con ganas. Canciones, en la perfomance de buenas voces, música en vivo, son algunos de los condimentos de una entrega que se reitera solo por un mes, ya que ira cambiando los cuentos en los meses que sigue; inteligente idea que permite al espectador volver a encontrarse con la magia del teatro y de la narración como en una serie. El vestuario es creativo aunque mantenga el negro clásico de los titiriteros para el lucimiento de las criaturas que cobran vida en sus manos. Todo está conjugado para un trabajo que se expresa con talento y dedicación a los detalles. Cierra el trabajo la aparición de un personaje clave en las plazas, cines, y todo lugar donde aparezca trayendo consigo su trabajo y su característico y dulce olor, el viejito que vende pochoclos, una tierna creación en el personaje, que además trae la característica máquina a escena, último cuadro que da pie para despedirse al grupo mientras los pororos, se abren y saltan ante los ojos atentos de todos. A la salida la promesa se convierte en realidad y cada uno se lleva su paquete de maíz inflado como un souvenir. Una hora en la tarde del sábado donde volver al mundo de la magia que se produce en escena, cuando nuestras fantasías se mueven, juegan, cantan y sueñan en los cuerpos maravillosos de esos muñecos que cobran vida en las manos de los actores que le dan vida con entusiasmo y talento.000118345

Ficha técnica: Cuentos con sentido para chicos distraídos. Idea, concepción estética y dirección: Francisco Ramírez. Textos y dramaturgia: Vera Montone. Elenco: Francisco Ramírez, Luciano Mansur, Florencia Maluf, Francisco Tortorelli, Matías Díaz. Música en vivo y narraciones: Giselle Crimi. Composición musical: Gisella Crimi. Diseño y realización de escenografía, vestuario y utilería: Ariel Nesterczuk y Francisco Ramírez. Diseño de iluminación: Germán Giacalone y Francisco Ramírez. Diseño gráfico: Mariano Falcón. Fotografía: Luca Granzella. Asistencia de dirección: Gisella Crimi. Coproducción: Andamio 90. Teatro: Andamio 90.

Anuncios

Un comentario »

  1. vimos el espectáculo de vera con cuatro nietos, todos fascinados por la experiencia. Lástima que la pusieron solo un mes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s