Disparo de aire de Eugenia Pérez Tomas

Estándar

Disparo de aire
de Eugenia Pérez Tomas

Ya no estás más a mi lado corazón
Y en el alma sólo tengo soledad…[1]

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

000119294Un mundo apocalíptico, frío, amenazado por una neblina blanca que produce malestar y muerte, casi un no lugar donde la vida no cobra sentido, ni siquiera en la relación de esos cuatro seres desangelados, que temen el contacto físico y que tienen un pasado en común, relaciones filiales que se cruzan con el incesto, que producen a la vez piedad y rechazo. Un mundo que se mantiene en las coordenadas de lo atemporal, sin precisar ningún punto equidistante, salvo el nombre de algunos de los personajes, Vladimir, o de la percepción: el frío, la suciedad y el horror. Se suma a ese presente el contexto amenazante de un quinto ser, que está en la presencia de su música, y de un afuera que constantemente requiere ser narrado para constituirse como tal. Una poética del extrañamiento, que busca descolocar al espectador en esa falta de eje que poseen los personajes mismos, y que nos declara en cada imagen la falta de un orden que si conforman las palabras. El miedo, el frío y la soledad, el amor como disparo de aun deseo imposible de lograr a pesar del fervor, el abismo entre los unos y los otros, entre aquellos que tienen sobre sí el pasado, y aquellos que aún no han podido construir un futuro. La violencia física que desplaza al diálogo, un conflicto familiar que es una metáfora de un mundo que no puede cuidar de sus criaturas, porque ha perdido el rumbo y no sabe dónde buscar y encontrar un refugio. El final simula una esperanza, la mano del hermano en la de la hermana es una promesa de pacto de amor, débil en ese imaginario inhóspito, pero una posibilidad, una luz que seguir. El espacio escénico: un rectángulo de madera, un deck que simula un patio trasero, que incluye una pileta de agua estancada, analogía de la vida que no avanza, y sólo trae putrefacción, hacia el fondo, sillas donde los personajes esperan su entrada, y donde desde el discurso se construye el locus de lo inefable. Un vestuario heterogéneo, elementos como los guantes de goma, o el barbijo: limpieza y aseptismo, buscada de no contagio con lo otro, lo que produce enfermedad y muerte. En esta escenografía gélida, distante y estática, el elenco con solvencia Disparoconstruye a sus criaturas, sin altibajos, y con una impronta carente de sensibilidad y de sentimientos, por momentos como si estuvieran despojadas de toda expresividad. Si el tiempo de la historia es una larga noche, los personajes dan cuenta que ese tiempo se contrae solo en el pasado reciente casi sin posibilidad del presente, y obviamente sin futuro. En ese ritmo acompasado del relato aflora lo profundo de cada ser despojado del realismo interpretativo; seres sin sueños ni esperanzas que temen a la bruma como sí ésta fuese también un elemento constitutivo en las relaciones familiares. La joven dramaturga, Eugenia Pérez Tomas [2], nos propone un hecho teatral sin fisuras sobre el principio de la mínima tensión dramática a partir del trabajo actoral.disparo de

Ficha técnica: Disparo de aire de Eugenia Pérez Tomas . Elenco: Andrea Strenitz, Candelaria Sesin, Cristián Jensen, Mario Bodega. Diseño de luz: Eduardo Maggiolo. Diseño de escenografía: Julieta Potenze. Realización de escenografía: Sergio Fasani. Diseño de vestuario: Julia Kovadloff. Diseño sonoro: Franco Calluso -Es la historia de un amor: Carminha Villaverde. Fotografías: Manuel F. Soria. Producción: Carolina Juskoff. Asistencia de dirección: Paula Fanelli. Dirección: Eugenia Pérez Tomas. C C R R Rojas. Sala Cancha. Duración: 60’. Estreno: 16/05/2015.

[1] Fragmento de Ya no estás a mi lado corazón de Adalberto Santiago

[2] Según gacetilla de Prensa: Eugenia Pérez Tomas nació el 6 de enero de 1985 en Buenos Aires, Argentina. Es dramaturga y directora. Estudió con Ariel Farace y Andrea Garrote. Completó el curso de dramaturgia en la Emad impartido por Mauricio Kartún. Escribió y dirigió el díptico de unipersonales “Un futurista ciego” y “Las casas íntimas” (editada por Libros Drama, fue seleccionada para participar de la I edición del Festival Nuevas Dramaturgias Argentinas, también recibió apoyo del INT para realizar gira nacional). Además es autora de  “Rodolfo, Beatriz y Fantasma Unicornio” (Libros Drama), que participó en el festival “El porvenir”. Su pieza “Voy a cuidarte” formó parte de Long Distance Affair –teatro vía Skype- en la Bienal de Arte Joven de Buenos Aires, y traducida para la plataforma de teatro internacional en Bucarest “El futuro es femenino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s