Svaboda de Bernardo Cappa

Estándar

Svaboda de Bernardo Cappa
En colaboración con Pablo Chao, Aníbal Gulluni, Gabriel Guz y Laura Nevole
Los difíciles caminos de la libertad

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

svaboda cappaCon un tono de comedia, con una temática donde la figura del otro, del inmigrante, tiene un peso específico: desde su lengua madre y su diferente idiosincrasia; donde la libertad se juega en un triángulo que formó el destino: una vaca muerta en un accidente de transito; en una sala pequeña que tiene una disposición que guarda casi un semicírculo, y deja la posibilidad de profundizar hacia foro, la dramaturgia de Bernardo Cappa, crece en espesor ante las muy buenas actuaciones, y un trabajo con la escenografía que permite imaginar lo que se no ve, y traer desde la extraescena aquello que constituye el revés de una trama singular. La intriga sigue un círculo entre los tres personajes, que a partir de las lenguas diferentes, los malos entendidos, y un pleito que no parece tener una resolución final pero que encierra para todos una palabra cuya definición es el núcleo del deseo de los tres: svaboda, libreta, libertad. Los signos escénicos: el vestuario que identifica una procedencia otra, los inevitables instrumentos de labranza, el galponcito, y la casa enfrentada, dos espacios paralelos y simultáneos donde las acciones se suceden de 11169893_1440017272959219_3314029266485110484_na dos o individualmente, la gestualidad y posición corporal, las maneras, los modos y sobre todo la lengua, fuente de comunicación de a dos, y de marginalidad de a tres. El tiempo, una atemporalidad que se trasgrede con la interrumpida transmisión de la serie “Bonanza”, forma indirecta de aprender la lengua del país receptor, el castellano. Un amor posible, y un amor obligado, unión de una pareja que tiene un fin en común, la de sortear la mala suerte en territorio ajeno, y la seducción como la forma de conseguir un aplazamiento, una conclusión a la desgracia. Cuerpo de mujer, objeto de deseo, cortejo y aceptación, búsqueda de una evasión a través de otro cuerpo, un tejido perfecto que le dará a los tres una nueva oportunidad. La escritura de Cappa trabaja con el sentido debajo del sentido, con una literalidad que a veces desconcierta a los personajes, pero que el espectador descubre como máscara de una verdad que se oculta tras la inocencia y el equívoco del idioma. Los mal entendidos discursos de unos y otros, modifican desde el juego la situación dominador / dominado en la secuencias de la intriga. El inocente, fácil de embaucar no lo es tanto, y el abogado enviado a hacerlo, no deja de ser un pobre tipo. En el medio el cuerpo femenino como anzuelo y trampa, pero que también tiene su propio plan de operaciones, que se esconde tras la fachada de no bernardo cappaentender demasiado lo que se dice, pero que atenta a los signos, la cigarrera, sabe que su juego está en marcha con éxito. Las tretas del débil al servicio, con humor, de desestructurar el drama para convertirlo en comedia, para que como en los géneros chicos del teatro popular nos podamos reír de nosotros mismos. La Sala Teatro Abierto tiene la particularidad de ubicar al público en tres frentes pero esto no impide que el perfecto desempeño actoral atrape nuestra mirada. El humor constante nos permite aceptar el artificio y ver como las tres criaturas están atrapadas en una “realidad” que le es ajena e intentan evadir, como el alambrado lo fue para la vaca en cuestión. En el centro del espacio escénico, al inicio, unos pequeños cacharros campestres sobre la mesa, después el infaltable mate y el vodka, por último los papeles y fotos cargadas de nostalgia. Así el clima se va tornando más íntimo, casi confesional, si bien primero pareciera ser que sólo los animales – la vaca, la gallina y el perro – buscan esa “libertad” luego serán estos tres seres los que ansían “libertad”, con un giro inesperado al final. La comicidad, la desmesura – lucro cesante por accidente, la sangre de la gallina, el llanto de la joven,… -, la gestualidad corporal y las miradas cómplice le otorgan al relato el ritmo in crescendo. Una puesta realista donde la cuarta pared marca el límite ficcional mientras se filtra constantemente el espacio virtual representado. Un hecho teatral que excede lo artístico y donde están claras las líneas de fuerzas opuestas que son propias de nuestra sociedad, y que nada tiene que ver con la vieja dicotomía campo-ciudad.cappa bernardo
Ficha técnica: Svaboda de Bernardo Cappa, en colaboración con Pablo Chao, Aníbal Gulluni, Gabriel Guz y Laura Nevole. Actúan: Pablo Chao, Aníbal Gulluni, Laura Nevole. Vestuario: Paola Delgado. Escenografía: Pia Drugueri. Iluminación: Claudio Del Bianco. Diseño Gráfico: Julia Lepez. Prensa: Duche&Zarate. Productores: Martín Savi, Oscar Scioscia. Producción: Neqktarea Producciones. Director asistente: Gabriel Guz. Dirección: Bernardo Cappa. Teatro del Pueblo, Sala Teatro Abierto. Duración: 70’. Estreno: 19/04/2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s