Melody Spring / Suite de Soliloquios elegíacos para Juan Gelman de Diego Starosta

Estándar

Melody Spring
Suite de Soliloquios elegíacos para Juan Gelman
A partir de Los poemas de Sidney West

melodySentado al borde de una silla desfondada,
mareado, enfermo, casi vivo,
escribo versos previamente llorados
por la ciudad donde nací.
(Juan Gelman, Gotán. 1963)

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

En el espacio de El Muererío [1], nombre que también le debe al poeta su presencia teatral, el grupo que dirige Starosta nos brinda su manera peculiar de enfrentar la especificidad de la palabra atravesando el continente cuerpo del actor. En una escenografía que recuerda la cantina de un pueblo del oeste americano, se suceden las secuencias donde cada uno de sus parroquianos narra a partir de la subjetividad pura de la poesía, una historia. ¿Suite de soliloquios?, si pero también un diálogo que se establece entre los cuerpos que reclaman la atención, las miradas perdidas que buscan su horizonte y una coreografía por el espacio en penumbras melody 2que fluye como continente del dolor, la soledad y la muerte. Los versos que escribiera Juan Gelman son puestos en escena en su homenaje, en el trance de la actuación encarnada de los actores en personajes de sus poemas. Una mesa, una foto, y pequeños objetos rituales que rodean su marco, son el altar donde la palabra se convierte en acción para rendirse ante aquel que hacía con ella un bordado diferente según el caso. Los poemas de Sidney West [2] son en su escritura un punto y aparte; el poeta construye un heterónomo, como ya lo había hecho en Cólera buey, un gesto de libertad artística que le permite jugar aún más con el lenguaje y construir un mundo otro a partir de las palabras. Seres fantasmales en los márgenes de la sociedad los pueblan. La vida y la muerte, hombres y mujeres en un ambiente de densidad entre el amor y la soledad, habitando el melody 1límite impreciso entre el ser y el estar, entre el centro y la marginalidad; desequilibrio que se sostiene en los movimientos asimétricos, en las figuras cuyo punto de apoyo se encuentra fuera del centro requerido. Los tonos que crecen desde la cavidad de la garganta, se asumen desde el susurro hasta el grito. Un ámbito trabajado por el contraste entre la pasión y el dolor, el rojo y el negro, lo caliente envolviendo los cuerpos y las palabras que van surgiendo intensas, un vestuario cargado de sensualidad, aún en aquellos que van construyendo un relato donde la pérdida es la constante. Las actuaciones y la dirección de Starosta no se permiten fisuras y cada elemento en escena guarda su peculiar funcionalidad, su esperado ingreso a la atmósfera que teje el relato. Es un relato poético / metafórico porque cuando “el lenguaje poético impregna el cuerpo como si éste fuera una partícula única, sintética, armónica, llena. El poema con su palabra llena se hace metáfora del cuerpo” (Matoso, 2008:144). Así en el espacio íntimo y acogedor se puebla de múltiples sentidos, pues enmelody 3 cada escena el intérprete se desliza, en espacio y tiempo, con la musicalidad de la palabra y de la música en vivo. Pues, el actor / actriz en perfecta armonía puso su cuerpo como soporte para que cada poesía, cada palabra escrita, cada gesto y cada mirada confluyera en una imagen de plasticidad visual / auditiva que es la prolongación de su interior y que, necesariamente, se conecta con nuestra sensibilidad. Una breve obra poética, un ritual sagrado, que nos sumerge en un clima onírico y que excede cualquier intento de categorización. Solo nos resta decir: gracias a la Compañía El Muererío Teatromelody ult

Ficha técnica: Melody Spring / Suite de soliloquios elegíacos para Juan Gelman. Actores: Mayra Carlos, Sofía Dunayevich Daly, Marcelo Estebecorena, Guido Grispo, Argelia Perazzo Olmos, Lucila Sol Roberto y Malen Warnke. Producción ejecutiva: Daniela Mena Salgado. Diseño gráfico: Mauroliver. Dramaturgia y dirección: Diego Starosta. Producción general: Compañía El Muererío Teatro / 2015. Colaboradores: Victoria Béhèran, Felipe Mancilla, Candelaria Gutiérrez. Fotógrafo: Federico Pérez Gelardi / Fedro Fotografía. Estudio del Muererío. Duración: 40’. Estreno: Junio de 2015.

Bibliografía
Matoso, Elina, 2008 [1996]. “Poética-Cuerpo-Máscara” en El Cuerpo, Territorio Escénico. Buenos Aires: Letra Viva: 143-148.

[1] En 1996, el actor, director y docente Diego Starosta (Buenos Aires, 1969) ensayaba Lamentos, una obra basada en el libro Los poemas de Sidney West, de Juan Gelman. Una palabra de la poesía “Lamento por el pelo de Bright Morgan” inspiró el nombre de su incipiente compañía: El Muererío.

[2] En 1969, Gelman publicó su sexto libro, Traducciones III. Los poemas de Sidney West. Se trata de un juego delirante, en el que Gelman inventa a un supuesto poeta estadounidense, llamado Sidney West, al que le atribuye los poemas que él dice estar traduciendo. En realidad la idea es una continuación de los poemas Traducciones I y Traducciones II, incluidos en su libro anterior, Cólera buey, en los que los poetas inventados se llaman John Wendell y Yamanocuchi Ando. En este libro, alcanza una extrema libertad de lenguaje, combinada con el humor, la ficción y el relato de historias pequeñas, de gente simple, de un supuesto pequeño pueblo estadounidense.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s