La última vez de Mónica Salvador

Estándar

La última vez
de Mónica Salvador
Malo, malo, malo eres
No se daña a quien se quiere (Bebe)

000117389Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

El femicidio, debidamente, tiene hoy día una visibilidad que necesitaba para que la sociedad en general tuviera una idea acabada de la dimensión de un problema que abarca todas las clases sociales. El teatro se ha convertido una vez más, en herramienta necesaria para dar cuenta desde su arte de la problemática de la violencia de género, y como no sólo constituye un crimen sobre el cuerpo de la persona afectada sino que como una onda que se expande lo es también sobre el continente que la abarca. Ese es el punto de vista de la puesta cuya dramaturgia corresponde a Mónica Salvador, actriz que forma parte del elenco de La última vez, conformando a esa mujer que en pareja, en la persona de Alejandro Fiore, se convierte en la víctima de la posesión enfermiza de la misma, mientras su hija Belén Santos, es sin esperarlo, víctima y victimario en una sucesión de hechos que la involucran. Desde el programa de mano, la función del teatro como documento de denuncia de una realidad muchas veces obturada, queda declarada en forma explícita, cuando está conformado con toda la información posible para que aquellos que se vean envueltos en esa situación tengan a su vez la forma de empezar a defenderse, sepan a quienes pueden acudir, como deben actuar, como prevenir una situación que comienza con pequeños gestos y termina casi siempre en tragedia. Las muy buenas actuaciones, en especial la de Fiore que le otorga una textura irritante a su personaje, nos introducen por 11737939_448633365308527_7537857953581487410_ncompleto en tan dolorosa realidad. En el espacio escénico muy pocos elementos para dar lugar al drama que se corporaliza y adquiere un volumen tenso, asfixiante, con el trágico desenlace. Una puesta en escena que no deja nada librado a la imaginación del sujeto espectador, quizás donde todo está explicitado en escena puede resultar demasiado agobiante para el receptor. Sin embargo, ante la sucesión de casos la necesidad de la denuncia es cada vez más apremiante. La obra ha recibido numerosos premios y está considerada de interés nacional, por su temática y el compromiso de los integrantes del grupo escénico con una realidad que nos agobia cada día que abrimos un diario o vemos un canal de televisión. Una realidad que nos supera, que se profundiza y que necesita de todos nosotros para la concientización de una manera de encarar las relaciones entre los sexos que nos pueda llevar a modificar las conductas, a encararlas desde el respeto por la subjetividad del otro, para no aceptar la condición de enfermedad en el amor, y pensar que podemos desde nuestro imaginario cambiar la conducta de alguien que actúa desde la violencia. 11156281_413510952154102_8423412253411075122_nSolas no podemos, solas nadie puede salir de una vorágine que cada vez envuelve más y más a su víctima como una araña siniestra que teje su tela, con una cara hacia el afuera y una verdad hacia dentro. Muchas veces, quien ejerce violencia de género es para los demás, un ser carismático, amable, que cuida a su familia con devoción, demasiada, y se vuelve como en el Dr Jenkill y Mr. Hyde, en un monstruo de implicancias desconocidas para el que está a su lado. La última vez es una puesta necesaria, más allá de lo estético, o como los griegos entendían lo estético como una disciplina que provenía de la ética, donde lo bello era consecuencia de un estado de verdad. El femicidio es una de nuestras mayores tragedias contemporáneas, la otra es la guerra, y también guarda con el femicidio su cadena de horrores. Gracias al elenco por darle carnadura a sus personajes de tal forma que ningún espectador puede salir indiferente, sin sentirse atravesado por la indignación.11156247_413510982154099_6884187297484422168_n

Ficha técnica: La última vez de Mónica Salvador. Elenco: Mónica Salvador, Alejandro Fiore, Belén Santos. Escenografía y vestuario: Lorena Renatar. Fotografía: Gianni Mestichelli, Carolina Bentivoglio, Ingrid Bjensonn. Música original: R. Raffetto – A. Zarranz. Diseño gráfico y concepto: Luis Crecelli. Realización programa y gráficas: Matías Vega. Sinopsis: Milagros Senders. Prensa: Alejandro Veroutis. Puesta en escena y dirección: Alejandro Fiore. Espacio Pan y Arte. Duración: 90’. 3ª Temporada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s