El Pimiento Verdi de Albert Boadella

Estándar

El Pimiento Verdi
de Albert Boadella

verdi y warneLibiamo, libiamo ne’lieti calici
che la bellezza infiora.
E la fuggevol, fuggevol ora
s’inebrii a voluttà
Libiam ne’dolci fremiti
che suscita l’amore,
poiché quell’occhio al core onnipotente va.
Libiamo, amore, amor fra i calici
più caldi baci avrà (G. Verdi)

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

El Pimiento Verdi es una pieza del conocido director y dramaturgo catalán Albert Boadella. Aquél que en la década del ’60 fundó la compañía Els Joglars. En un aniversario del nacimiento del autor italiano, el dueño de un restaurante, El Pimiento verdi6Verdi, propone un homenaje en su local, e invita a aquellos que admiran la obra del autor de Aída. Sin embargo, no todo va a transcurrir tan linealmente, cuando la figura del músico alemán Richard Wagner, aparezca elevada desde una mesa, en contraposición a la música del italiano, y haciendo un interesante contrapunto, entre la música popular y la culta, entre la simplicidad y claridad de las notas de La traviata y la complejidad oscura y exquisita de Tristán e Isolda [1]. Wagner y Verdi y una parodia que involucra a un conjunto de cantantes líricos que en una perfomance donde el belle canto y el humor se dan la mano para desde la escena entregar al espectador una puesta de un ritmo sostenido que mantiene la tensión necesaria para que no se pierda la expectativa sobre ella. Jugando con el lenguaje, el de la palabra y el de la música, ya desde el título, los actores /cantantes, proponen un juego que abarca además la figura de los necesarios mozos, que irrumpen con portada_verdihumor entre los diálogos, y la presencia de extras del público en las mesas que simulan un local de comida. Contemporáneos, ambos autores habían nacido en el mismo año, 1813, los críticos al final de la carrera del italiano se quejaban de que sus obras sufrían de algún modo la influencia del músico alemán. Artistas que se desarrollaron bajo la poética romántica, su diferencia residía, podríamos decir, en el origen, ya que el romanticismo producía un arte que tenía mucho que ver con la búsqueda de las raíces de los pueblos; es por eso, que no hubo uno sólo sino tantos como los lugares donde se desarrollaba. Las bellas y potentes voces están acompañadas por la música de un piano en escena, y los cuerpos de los actores no sólo ejecutan las piezas musicales sino que se mueven con destreza y pregnancia en el espacio escénico. El repertorio escogido es representativo de las dos formas de pensar la pimientomúsica en relación al medio, y al receptor; Verdi que aspira llegar al corazón y al latir de sus pasiones, y Wagner que quiere llegar también al sentimiento pero desde la búsqueda de una identidad alemana que afirme la nacionalidad, y le de al pueblo alemán un motivo para erguirse con orgullo sobre el mundo. Nietzsche, Shopenhauer, Wagner y la influencia del filósofo entre uno y otro, como la apertura a una nueva y fuerte lectura del hombre. En el amplio espacio escénico de la Sala Martín Coronado se realiza este reto operístico entre los dos grandes titanes – solo, dúos o coros – y es un gran encuentro del profesionalismo de los artistas – tenor, soprano, barítono y piano. El debate humorístico entre la pareja incondicional a Verdi, Leonor y Roberto, y sus opositores, Sigfrido y Brunilda, es interrumpido por los mozos, Fidel y Blas, ante la falta de alcauciles o bien cuando la freidora comienza a llenar todo de humo, en tanto que el anfitrión, Sito, intenta ordenar la velada. Es interesante verdi2como dos grandes mesas pueden ir transformándose ante nuestra atenta mirada en una cueva, un castillo o en una torre, mientras la iluminación va variando su color e intensidad para recrear el clima necesario durante la interpretación de los fragmentos elegidos. Un texto dramático, que fue estrenado en España, desde un punto de vista diferente que puso en escena el contrapunto entre los melómanos y la posibilidad de acercar al espectador teatral al apasionante universo de la ópera. Un hecho escénico, teatro musical, con un excelente elenco nacional y que incluye breves comentarios o escenas, como el relato futbolístico del fragmento de “Cabalgata de las Walkyrias”, Die Walküre [2], que le otorgan un color local a esta puesta en escena, en particular. Un mundo onírico atravesado por dos soportes artísticos distintos que encastran con la perfección de una maquinaria de relojería.2085506

Ficha técnica: El Pimiento Verdi de Albert Boadella. Elenco (por orden de aparición): Nacho Gadano, Damián Mahler, Nacho Mintz, Carolina Gómez, Santiago Sirur, Mirta Arrúa Lichi, Víctor Hugo Díaz. Intérpretes alternantes: Miguel Drappo, Flor Benítez. Coordinación de producción (CTBA): Gustavo Schraier, Federico Lucini. Asistencia de dirección (CTBA): Mina Battista, Horacio Larraza. Asesoramiento de casting: Norma Angeleri. Diseño y puesta de sonido (CTBA): Miguel Álvarez y Ernesto González. Adjuntos de dirección: Martina Cabanas, Borja Mariño. Iluminación: Bernat Jansà. Vestuario: Isabel López. Reposición de vestuario (CTBA): Aníbal Duarte. Escenografía: Josune Cañas. Dirección: Albert Boadella. TGSM: Sala Martín Coronado. Duración: 110’ Estreno: 09/09/2015.

El prefacio es un fragmento de La Traviata

[1] Su ópera Tristán e Isolda se describe a veces como punto de inicio de la música académica contemporánea. La influencia de Wagner se extendió también a la filosofía, la literatura, las artes visuales y el teatro. Hizo construir su propio teatro de ópera, el Festspielhaus de Bayreuth, para escenificar sus obras del modo en que él las imaginaba y que contienen diseños novedosos. Allí tuvo lugar el estreno de la tetralogía del Anillo y Parsifal, donde actualmente se siguen representando sus obras operísticas más importantes en un Festival anual a cargo de sus descendientes. Los puntos de vista de Wagner sobre la dirección orquestal también fueron muy influyentes. Escribió ampliamente sobre música, teatro y política, obras que han sido objeto de debate en las últimas décadas, especialmente algunas de contenido antisemita y por su supuesta influencia sobre Adolf Hitler y el nazismo. (Wikipedia)

[2] La valquiria (título original en alemán, Die Walküre, WWV 86B) es una ópera en tres actos con música y libreto en alemán de Richard Wagner, la segunda de las cuatro óperas que componen el ciclo de El anillo del nibelungo (Der Ring des Nibelungen), y la que se representa más asiduamente, incluso separada del ciclo completo. El fragmento más conocido de esta ópera es la «Cabalgata de las valquirias». https://es.wikipedia.org/wiki/La_valquiria [12/09/2015]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s