Antihéroe Off de Patricio Abadi

Estándar

Antihéroe Off

de Patricio Abadi

La vida y el artista.

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

imageEl unipersonal que presenta Patricio Abadi tiene un centro temático duro: un padre actor que quiere reunirse con su pequeño hijo en Londres; para que desde ese relato simple se abra una puerta hacia el pensamiento y las vicisitudes que lleva adelante aquél: hombre o mujer, que decide, por las razones que fueran, dedicar su vida a la expresión artística. Aunque todo esté atravesado por la variable económica; ya lo estaba en aquellos actores de la legua, en los que poblaban los circos y en las compañías que conformaron nuestro acerbo de teatro nacional. Hoy la palabra y el cuerpo de Abadi, con sensibilidad y humor pone ante el espectador esa disyuntiva, el arte como expresión en búsqueda de una mayor instancia de la cultura o un medio, una herramienta para sobrevivir en una sociedad cruel e indiferente que castiga al distinto y hace que cualquier acto se convierte en una humillación más. El título es condensador de esa situación que se va desplegando ante nuestros ojos, ese desfile de personajes que nos mueven a la risa desde lo patético de la situación, que nos hace como en el viejo grotesco criollo reírnos un poco también de nosotros mismos. La realidad Antih+®roe Offíntima del personaje que se desdobla en otros, y la realidad contextual de un tiempo, el ahora, se cruzan con acierto, y hacen más verosímil la historia. Con recursos sencillos: peluca, bigote a la vieja usanza, guantes de boxeo; y un muy buen uso de la iluminación y la música, los cuadros fragmentados por silencios y apagones necesarios para construir climas, van apareciendo las acciones y las palabras que se constituyen hilvanando un pasado y un presente que intenta desde ese el lugar, la construcción de un futuro, que es un deseo, el de acercarse al hijo, que lejos lo espera. La construcción del antihéroe, del personaje fracasado, a nuestro teatro le ha sido y le es funcional a la presentación de realidades duras que desde el fondo del problema necesitan ser exploradas. La función del teatro, la situación del actor y su precariedad laboral, las poéticas puestas en discusión, la forma de transmitir el conocimiento, son todas preguntas que se plantea la escritura del dramaturgo no para ser resueltas sino para ser expuestas e inquietar al espectador. Ya al ingresar al Espacio Onírico el clima se vuelve familiar e íntimo, algunas mesitas rodeadas de plantas son ideales para tomar alguna bebida en la cálida noche del primero de enero. Al ingresar a la Sala observamos el espacio escénico “intencionalmente despojado” Antih+®roe Off (2)subrayando la carencia cotidiana -afectiva y económica – de un actor que persigue el sueño de poder estar presente para el 4to cumpleaños de su pequeño. Nos llama la atención una gran escalera a un costado, quizá no solo porque el atillo funcionaría como camarín y vivienda, sino porque tal vez cuando una meta es casi imposible soñamos con utilizar una escalera para poder volar desde lo más alto y alcanzar nuestro deseo. Artaud, su tortuga, parece ser el único amigo y compañero de tablas; mientras su único contacto con el exterior parece ser a través de su celular. Un relato breve e intenso, donde los límites entre el actor y el personaje son difusos: Remo va convocando a sus distintas criaturas, pero su alter ego, se materializa en Hamlet Balboa, quizá porque lo que Rocky Balboa -Sylvester Stallone- logra a partir de ganar el título no sólo es un ascenso social sino además el reconocimiento de todos. A partir del sólido trabajo actoral, el dramaturgo1 le otorga al protagonista -Remo- desde una mirada tierna un espesor particular, entre lo cómico y lo grotesco; el antihéroe casi al finalizar la historia se dará cuenta de sus propias limitaciones y de la soledad de su entorno.

Ficha técnica: Antihéroe Off de y por Patricio Abadi. Diseño de Luces: Ricardo Sica. Diseño de Vestuario: Cecilia Zuvialde. Diseño Sonoro: Malena Graciosi. Coreografía: Martina Otero. Fotografía: Laura Mourenza. Comunicación Visual: Instinto (de comunicación). Prensa: Correydile. Dirección: Paula Marrón. Teatro: Onírico Espacio de Arte. Duración: 50′. Estreno: 1/1/2016.

1 Según gacetilla de Prensa: Dramaturgo, director, actor y docente. Es Licenciado en Comunicación con orientación en Letras y es egresado del Conservatorio en la carrera de Dramaturgia dirigida por Mauricio Kartun. En narrativa tuvo como maestro a Alberto Laiseca.  Se formó en actuación, entre otros maestros, con Norman Briski, Ricardo Bartís, Juan Carlos Gené, Veronica Oddó, Julio Molina y Lorenzo Quinteros. Es el director artístico de Onírico Nuevo Espacio de Arte en Palermo, donde funciona actualmente su escuela de Teatro y Escritura Creativa…En los últimos años escribió y dirigió varias obras entre las que se encuentran El Dramaturgo, Isla Flotante, La Poeta y su novia actriz…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s