“Te quiero poco” y todo lo demás de Adriana Gómez Piperno

Estándar

Te quiero poco” y todo lo demás

de Adriana Gómez Piperno (Adaptación de Juan Arena)

La sutil condición femenina y el amor

image003

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Una frase dicha por un hombre a una mujer con la que está en pareja desata un análisis de parte de ella que la lleva, con la ayuda de una psicóloga, a profundizar en sus sentimientos y en su condición femenina. De la cualidad del significado que encierra la frase en su conjunción significante, el personaje pasa a bucear en sí misma hasta encontrarse en una situación que la aleja de la elección primaria. Podríamos decir que es una comedia donde la reflexión y su puesta en acto son la base estructurante de la misma. La comedia un género poco transitado en nuestro campo cultural teatral, pero que sin embargo tiene en estos últimos tiempos y en relación a la escritura femenina buenas performances1. Un espacio que está dividido en la sala de la psicóloga, un acierto de escenografía el sillón enorme donde se ubica la paciente, que funciona a la perfección para resaltar la falta de autoestima de la misma que el talento de la actriz y sus movimientos y gestualidad hará que todavía sea más evidente y el lugar de la extraescena, detrás del biombo, y el lugar de la música, que en vez de ser un procedimiento funcional se convierte en el alter ego del sujeto de la acción. La escena está en suspense cuando llegamos, pero la música ya está en el aire de la mano de un tercer personaje que suma semántica a las palabras y que tiene una presencia constante y conjugadora. Al comienzo, en el centro – adelante la psicóloga comiendo maíz inflado y mirando un horizonte indefinido, nos intimida y a la vez nos requiere con su gestualidad exagerada provocando que no dejemos de mirarla; la llegada de la paciente suma a la escena varios gags de comicidad y equívocos que producen con su humor entre la ironía y el sarcasmo la risa de la platea, que se ríe de las acciones y tal vez de alguna situación que recuerda y la tuvo de protagonista. Te quiero poco foto 3 de  Florencia KarachoffUna lectura sobre la femeneidad sin ponernos solemnes sino viendo el lado absurdo de momentos dolorosos pero que son desencadenados por una serie de desencuentros y la profesión tan de moda del individualismo que nos gobierna. De los relatos que se suceden, la metateatralidad hace lugar a las acciones de lo narrado, es decir, pone en acto las palabras, y provoca que las actrices se luzcan con su versatilidad y buen manejo del cuerpo y la voz. La puesta en escena de esta comedia fresca e inteligente da cuenta de un perfecto canevá donde todo fluye en un devenir espontáneo que nos atrapa desde el inicio como ya lo hemos comentado. La ductilidad de ambas actrices y la energía y/o complicidad que circula entre ambas genera una comunión, un pacto silencioso con el espectador. La escritura escénica Juan Arena también le concedió un ritmo particular, un ritmo sostenido entre distintos chocolates y bananitas Dolca, por un lado, y análisis existenciales y también metafóricos, por otro. Un hecho teatral donde todos los sistemas significantes son precisos. Desde el dispositivo escénico funcional a las necesidades de cada escena, la iluminación que crea los climas necesarios y la música en vivo que es una delicatessen, además de resolver muy bien los cambios entre escenas. Por último, el Nün Teatro Bar es un espacio acogedor, simple y cotidiano, especial para saborear algo antes de la función.12524268_1259519617398737_976927620008238682_n

Ficha técnica: “Te quiero poco” y todo lo demás de Adriana Gómez Piperno. Actúan: Ximena Seijas y Cecilia Pertusi. Música original y en vivo: Sonia Kovalivker. Vestuario: Tqp. Escenografía: Juan Arena. Realización escenográfica: Juan Guerrero. Fotografía: Florencia Karakachoff. Diseño: Florencia Huerga. Prensa: Carolina Alfonso. Adaptación y dirección: Juan Arena. NünTeatro Bar. Reestreno: 13/02/2016. Duración: 60′.

1 Pensamos al afirmar esto en dramaturgas como Maruja Bustamante, o Gabriela Izcovich que también trabajan la problemática femenina en su relación con el sexo opuesto a partir de textualidades cargadas de humor, muchas veces rozando lo absurdo, o lo surreal, sin apostar a una poética realista aunque los personajes sean referenciales. En este caso el tema del lesbianismo como elección consciente del personaje, universo poco desarrollado en nuestro teatro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s