Nerium Park de Josep María Miró

Estándar

Nerium Park de Josep María Miró

Un thriller político

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

image003Una microhistoria, íntima le es funcional a Joseph María Miró para dar cuenta de un contexto singularmente siniestro, que habla del lugar de origen del dramaturgo, Barcelona, pero que en la actualidad nos interpela con toda su fuerza. Una joven pareja compra con un crédito de treinta años, un departamento dentro de un complejo alejado de la ciudad, donde son los únicos habitantes del lugar. Tras el stress de la mudanza todo parece promisorio, el amor, el trabajo, el futuro. Sin embargo, el amor y el futuro van a comenzar a depender de la estabilidad del trabajo, y cuando éste se pierda, en el caso del hombre de la casa, todo comenzará a convertirse en una pendiente peligrosa y el tono de comedia de un principio, sensación que describe y afirma la música de fondo, se vuelve un drama burgués con característica de thriller. La Sala de Timbre 4 a través de la muy buena dirección de Corina Fiorillo es utilizada en su máxima expresión, permitiendo que la escena y la extraescena se expandan hacia los cuatros puntos cardinales del espacio; hacia arriba en el hueco donde se refugia el personaje, Nacho, hacia atrás donde el campo se extiende hacia el parque, hacia los laterales donde la puerta permite entradas y salidas, o la escenografía que ilustra una casa que parece siempre en vías de ser hogar. Mientras la precisa iluminación recorta o extiende cada espacio privado que es atravesado y obturado por el espacio público. En el cruce de la realidad de las leyes de mercado, los despidos programados, y la inestabilidad económica, vemos el presente de dos personalidades diferentes que ni siquiera el amor, ni el futuro, pueden llevar a buen puerto. Nerium Park, foto de Fabián Pol 1Al correr de los meses, el deterioro de la pareja se hace cada vez más evidente, al mismo tiempo que el deterioro de la realidad económico – social que los acompaña. Nacho, es a pesar de las circunstancias una persona optimista, confiada, que cree en la humanidad, Victoria es su opuesto, tal vez el motivo de su atracción, a ella la gobierna el miedo, que tiene todas las caras posibles de lo imprevisto, porque Victoria le tiene miedo a la vida y a sus contrariedades, a sus contradicciones, parece la fuerte y la centrada, la que mantiene el lado racional de la relación, sin embargo, cuando todo parece derrumbarse vuelve al nido materno a pedir amparo, sin herramientas para defender la situación que la atraviesa. La textualidad dramática propone un duelo entre los personajes, que Paula Ransenberg y Claudio Tolcachir llevan adelante con mucho talento. De la mano de Corina Fiorillo los dos dan lo mejor de sí, haciendo sentir al espectador la energía que los atraviesa en esa confrontación de valores donde el amor está supeditado a lo contextual. Miró escribe el texto de Nerium Park en 2012, en plena crisis de la burbuja inmobiliaria en España, en un contexto de desahucios y suicidios, cuando el boom de construcciones comienza a deteriorarse ante el proceso de la pérdida de trabajo para muchos jóvenes que iniciaban una vida pensando en un sistema que de pronto los deja fuera del juego. Por eso, sus personajes, aún aquel sobre el se insinúa una actitud criminal, son víctimas de un proyecto que no los incluye pero donde ellos mismos deben jugar al gato y al ratón. El despedido, y el que se hace cargo de anunciar los despidos que otros programan, el que ya lo ha perdido todo y no se resigna a la venganza como último gesto de la dignidad perdida, pero que golpea no en el centro sino también en una víctima más. image013En la pirámide de una economía en quiebre, los de abajo siempre sostendrá el vértice, luchando pobres contra pobres por un espacio mínimo de oxígeno en un mundo que no diseñan y en él que no les queda, pareciera, más que aceptar las reglas impuestas. Una puesta potente, necesaria hoy para nosotros, porque nos habla a nosotros, que transitamos sin advertir los cantos de sirena por el mismo camino de desolación. Un hecho teatral intenso y sin fisuras, donde cada sistema significante sin subordinación encastra perfectamente. El aplauso sostenido del público y de la crítica le da la bienvenida a Nerium Park a la cartelera porteña.20160219080531-

Ficha técnica: Nerium Park de Josep María Miró. Actúan: Paula Ransenberg y Claudio Tolcachir. Asistencia de dirección: María García de Oteyza. Diseño de luces: Ricardo Sica. Adaptación de escenografía y vestuario: Gonzalo Córdoba Estevez. Fotografía: Fabián Pol. Realización de video: Nicolás Pol. Realización de prótesis: Carolina Scarinci. Realización de escenografía: Alberto Chuquichaico. Gráfica: Pauli Coton. Prensa: Carolina Alfonso. Producción: Máxime Seugé y Jonathan Zak. Dirección: Corina Fiorillo. Timbre 4: Sala México. Estreno: 08/05/2016. Duración: 75′

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s