Beckett y el mundo de las abejas de Rubén Pires

Estándar

Beckett y el mundo de las abejas de Rubén Pires

A partir de la novela de Martín Page La apicultura según Samuel Beckett

000140020Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

En el Teatro La Comedia se presenta los sábados la transposición teatral de la novela de Martín Page1, La apicultura según Samuel Beckett. El personaje que el novelista francés construye del dramaturgo irlandés es no sólo verosímil en sus afirmaciones y sus creaciones, sino además es fresco, y de una calidad discursiva que atraviesa el campo de la cultura en general, no sólo la teatral, su relación con la sociedad, el concepto de libertad, el derecho de apropiarse de la creatividad del artista para construir una sobre obra a partir de los despojos de aquella, como una moda académica y de la crítica en general. Beckett personaje habla por sí y por toda una generación que se buscaba a sí misma mientras bucea en el arte, y que entendía el mismo como una manera de vivir alejada del capitalismo y del dinero como única opción al final del camino. Un texto pleno de reflexiones, que obliga a más interrogantes, para el espectador común, y para aquél que se siente señalado por la mirada aguda y crítica del escritor. Pires como director demuestra su admiración por el texto del francés y por el personaje construido por él, como éste hubiese querido, a partir de la construcción de un relato con su propia coherencia interna, viendo en todo momento lo irracional de las situaciones que consideramos del mayor sentido común. Un extraordinario extravagante, alguien con la mirada puesta en la profundidad que se nos escapa ante lo obvio, con excelencia llevada a la escena por Carlos Weber, que junto a Carlo Argento componen la pareja de escritor y pasante, que en un contrato que se teje a medida que se suceden los hechos, van poniendo en polémica aquellos temas que tanto el teatro como la antropología necesitan sino explicar al menos describir para que podamos extraer de ellos alguna lección que nos ayude, a veces a pesar nuestro, a modificar la realidad. Una puesta paradigmática, Esperando a Godot, es a la vez el encuentro en paralelo con la construcción de una memoria que será siempre lo caprichosa en su elección, como necesite serlo, por más que los hechos, los concretos, los que no se pueden evitar porque allí estuvieron, tengan su presencia de bloque de concreto en el alma.

000140687La escenografía de la puesta es barroca y sugerente; libros, papeles, un perchero para los sombreros de Beckett, y una biblioteca que separa y permite la relación de dos de los artes señaladas: la literatura y la cocina. Desde esa extraescena, detrás de esa pared de palabras, el olor y el sabor surgen con la misma intensidad que las palabras. Y las palabras son el conducto para el paso a las imágenes que aparecen en las fotos y las diapositivas que son enviadas desde la cárcel de Suecia. El paso cronológico lo marca un almanaque que deja de la mano del personaje correr los días. Pero el tiempo que guardan uno y otro no tiene peso específico en el esquema frío de horas y minutos, es un tiempo que transcurre entre acontecimientos que van marcando la calidad de la relación profesional que los reúne. Un tiempo y un espacio que parece estar suspendido para que nuestra imaginación pueda recorrer, sin sobresaltos, cada recodo del espacio intimo creado a partir del juego escénico, como en un permanente estado de vigilia. Un hecho teatral acabado, vital y dinámico, que permite que nuestro presente se contraiga para poder disfrutar de la ficción.000140686

Ficha técnica: Beckett y el mundo de las abejas dramaturgia y dirección de Rubén Pires, a partir de la novela de Martín Page La apicultura según Samuel Beckett. Intérpretes: Carlos Weber (Beckett) y Carlo Argento (Martín). Música: Federico Mizrahi. Vestuario: Mecha Uría. Escenografía: Sabrina López. Diseño Gráfico: Nah Lamoglia. Asistente de Escenografía: Mariana De Sancho. Diseño de Luces: Rubén Pires. Asistente de Dirección: Lily Andrade. Dirección General: Rubén Pires. Teatro La Comedia: Sala 2. Estreno: 25/06/2016. Duración: 65′.image002

1 Martin Page es un escritor francés, autor del libro  de superventas Cómo me convertí en estúpido. (2001) con 26 años de edad. Es considerado uno de los novelistas contemporáneos que mejor y con más humor han reflejado la desesperación social de la cultura occidental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s