Jorobado, el encierro de un cornudo de Claudio Pazos

Estándar

Jorobado, el encierro de un cornudo de Claudio Pazos

Versión libre del cuento El Jorobadito de Roberto Arlt

indexAzucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Roberto Arlt escribe el cuento El Jorobadito1, que le da nombre a un conjunto de cuentos editados con ese nombre, en 1933; en el año que comienza también con su trabajo como dramaturgo en el Teatro del Pueblo dirigido por Leónidas Barletta, y cierra un ciclo en la literatura luego de su última novela El amor brujo(1932) Su trabajo entonces se reparte entre la dramaturgia y el periodismo, como crítico, de cine y teatro, como observador perspicaz de la realidad que lo rodeaba, de la población de un Buenos Aires cosmopolita, y convirtiéndose además en un cronista maravilloso de mundos otros, aquellos que recorría en sus viajes: África, España, Chile. La trama del cuento que toma Claudio Pazos pone en primer plano la figura de los personajes desesperanzados sobre la humanidad que tan bien desarrollaba el autor, con una poética expresionista que la dirección de Jorge Diez explora con eficacia. La monstruosidad del personaje que le da nombre al cuento y a la puesta, está a la vista, escatológicamente presentada desde el cuerpo, sus movimientos y sus palabras. La otra, la que no se ve con los ojos, está dibujada desde la ambigüedad de un trabajo actoral que Pazos desarrolla con excelencia.

inddexDesde todos los matices posibles, dentro de una escena claustrofóbica, a pesar de no estar rodeada de paredes, el espacio es una celda oscura con una pequeña luz y una caja que cumplen las diversas funciones que la coreografía de animal enjaulado requiere. Para ser el novio, la novia indiferente, la suegra que somete en su red al candidato, y por fin el jorobado, el contrahecho, que ante el desprecio de la sociedad responde con la cínica mueca del dolor. La persona que habla y compone su personaje y el de los que con él dialogan, nos hace sentir en el cuerpo el padecimiento de un hombre y de su alma, que el destino cruza con otro desgraciado ser humano, para que se conviertan en gemelos complementarios, seres destinados a la tragedia. La prueba que le pide a su futura esposa, de besar al contrahecho para probar un amor en el que no cree, -constante en la escritura de Arlt, tanto en la novela como en la dramaturgia- pensemos en Prueba de amor (1932) – es el acontecimiento necesario para que el demonio que lo habita expulse su dolor y su desprecio.

iindexEs terrible…, sin contar que todos los contrahechos son seres perversos, endemoniados, protervos…, de manera que al estrangularlo a Rigoletto me creo con derecho a afirmar que le hice un inmenso favor a la sociedad, pues he librado a todos los corazones sensibles como el mío de un espectáculo pavoroso y repugnante. Sin añadir que el jorobadito era un hombre cruel. (10)

La triangulación que se sucede entre la voz, el cuerpo y el juego con la iluminación produce el clima que sostiene el tempo de la puesta, y mantiene en vilo la atención del espectador, preso en el juego de simulación, de la coreografía, y de las palabras que fragmentan el relato, para luego ir conjugando con pocos elementos, un ramo de flores, un zapato rojo, una pequeña caja, y un velo de novia, una cosmogonía interior particular entre el personaje construido por Arlt y el que compone con su talento Pazos. Mientras la música termina por envolver a esta criatura polifónica y atormentada, encerrada como en un cuadrilátero por los rígidos límites e invisibles sociales pero también por los propios. Podemos decir sin miedo a equivocarnos que en este hecho teatral que la fusión del actor / protagonista / personajes es una muestra acabada de territorialidad adquirida en escena.

indexFicha técnica: Jorobado, el encierro de un cornudo versión libre del cuento El jorobadito de Roberto Arlt. Dramaturgia e Interpretación: Claudio Pazos. Diseño Coreográfico: Mecha Fernández. Dirección de Arte: Jorge López. Dirección de Iluminación: Violeta Diez. Fotografía: Grin Multimedia. Prensa: Duche Zárate. Producción Ejecutiva y Asistencia de Dirección: Virginia Mazzarella. Dirección: Jorge Diez. Teatro La Comedia: Sala 3. Estreno: 21/05/2016.JOROBADITO6

Bibliografía:

Arlt, Roberto, 1958. El Jorobadito. Buenos Aires: Editorial Losada.

1 Es interesante que la edición del libro de cuentos se lo dedica a su esposa Carmen Antinucci, la madre de Mirta Arlt, y como construye el discurso de su dedicatoria: “Me hubiera agradado ofrecerte una novela amable como una nube sonrosada, pero quizá nunca escribiré obra semejante. De a allí que te dedico este libro, trabajado por calles oscuras y parajes taciturnos, en contacto con gente terrestre, triste y somnolienta. Te ruego lo recibas como una prueba del grande amor que te tengo. (…) Los seres humanos son más parecidos a monstruos chapoteando en las tinieblas que a los luminosos ángeles de las historias antiguas. (Arlt, 1958, 8)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s