Ya nadie nota tu dolor de Andrés Binetti

Estándar

Ya nadie nota tu dolor de Andrés Binetti

Conferencia performática

¿Quién sos? ¿Qué te gustaría ser? ¿A qué le tenés miedo?

000138306Azucena Ester Joffe

La escritura dramática de Andrés Binetti es de una impronta polifónica porque está atravesada por distintas miradas y siempre en cada puesta en escena hay un punto de fuga que nos sorprende y permite varias lecturas. En su último estreno, Ya nadie nota tu dolor, los siete performers están ubicados en sus sillas, por cierto todas de diferente estilo, y nos observan de manera espontánea mientras nos ubicamos en nuestra butaca. En el amplio y despojado espacio escénico, el fondo negro de las paredes parece destacar la silueta de cada uno de los actores / personajes. Uno de ellos se adelanta y nos pide que no apaguemos los celulares ni nos preocupemos por el ruido del papel de los caramelos. Sin la contención de la cuarta pared, estos jóvenes irán dando cuenta de sus miedos, de sus fantasmas en la búsqueda de una identidad que los complete como individuos. Miedo íntimo y también miedo como es el sentimiento colectivo que atraviesa cualquier sociedad contemporánea. Cada performer a lo largo del relato será parte de un canevas artesanal, realizado de pequeñas tramas, pequeñas historias, como si fueran micro espacios íntimos que se van encastrando de forma perfecta. Por ejemplo, una delgada joven que sueña con ser muy gorda o aquella joven maestra jardinera que desea dejar de escuchar las voces de los niños y trabajar en un cabaret de ruta o esa otra chica que anhela ser del staff en una bailanta de cumbia. También ellos tienen sus sueños: como el joven que quiere vivir en algún film de la pantalla grande, o él que intenta llegar a una cifra muy alta de likes, de “me gusta” en su facebook, o aquél otro obsesionado por la pornografía virtual y, por último, él que sueña ser un patovica de alguna matiné para poder ver algún cierto temor en las caras de los adolescentes cuando él los mire. Foto prensa Ya nadie nota tu dolor Ph Barbara SansileQuizá estas siete criaturas están atravesadas por la soledad, privada y pública, de la sociedad globalizada, donde sólo son como siluetas anónimas y, por lo tanto, necesitan de sus pequeñas linternas para remarcar el rostro que los identifica o escuchar en sus celulares algún audio propio o de personas que le son muy cercanas. Las preguntas quedan instaladas desde el inicio: ¿Quién sos? ¿Qué te gustaría ser? ¿A qué le tenés miedo?1. El grupo está formado por graduados de la licenciatura de Arte Dramático de la USAL2, y han realizado un proceso interesante de investigación, guiados por Binetti y Teuly, donde cada uno supo cómo encontrar ese punto neurálgico, esa “pulsión” especial donde el límite entre la ficción y la realidad no existe. Los performers no cuentan con un vesturario que los identifique con su personaje sino, por el contrario, tienen la libertad de elegir la prenda que utilizarán en cada nuevo encuentro. Un trabajo de prueba y error para lograr “una síntesis honesta de lo que que queríamos hacer, una mixtura de actuación”3. Un muy buen trabajo actoral, y cada uno de los integrantes tienen su particularidad. Por momentos están sentados y en otros parados, con humor y a su vez con tono serio, hay algo “verdadero” que los compromete mientras entablan una relación distinta con cada espectador. Con ductilidad expresiva, cada “conferencista” nos involucra en un juego escénico intimista y, necesariamente, atravesado por lo social. Más allá del artilugio escénico, la narrativa corporal marca el ritmo interno de la “conferencia performática”, entre lo diurno y lo onírico, como un simulacro de la vigilia. Nosotros somos ese otro al que ellos desafían: por qué no querer ser muy gorda desafíando el actual paradigma de un cuerpo perfecto y siempre joven; por qué no querer vivir en el mundo del celuloide cuando lo real nos deja poco margen para la fantasía. Pero nosotros somos también parte de su “realidad” al compartir una foto selfie, nosotros ingresamos a la ficción. Ya nadie nota tu dolor es un devenir teatral, un acontecimiento vital, donde todo fluye de manera creativa y con total naturalidad.

Foto prensa 2 Ya nadie nota tu dolor Ph Barbara SansileFicha técnica: Ya nadie nota tu dolor de Andrés Binetti. Actores: Pascual Carcavallo, Tomás Coxe, Sofía Fernández, Natalia Godano, Tomás Landa, Tomás Pippo, Lucía Tirone. Coreografía: Marcela Robbio. Iluminación: José Binetti. Diseño Grafico y Fotografía: Bárbara Sansile. Prensa: Marisol Cambre. Producción: María Miguens. Dirección: Andrés Binetti y Catalina Teuly. Patio de Actores. Estreno: 09/07/2016. Duración: 60′.

1Según gacetilla de Prensa

2Se graduaron en el 2013 y en el 2014 fueron parte del elenco de Nadie mejora de Binetti / Saba

3 Comentario de Binetti en la entrevista realizada por El Calidoscopio de Lucy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s