Sainete Radiofónico de Andrés Binetti

Estándar

Sainete Radiofónico de Andrés Binetti

000144139

Estas perdiendo el tiempo,
pensando, pensando…

Y así pasan los días…

Y tu, tu, tu contestando;
quizás, quizás, quizás
1.

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Andrés Binetti construye algunas de sus textualidades dramáticas con una mirada hacia aquellos géneros de nuestro teatro, desconsiderados muchas veces por la crítica, que sin embargo solían ser bien reconocidos por el espectador, que cuando estaban construidos con talento, los agradecía por su cuota de humor y de crítica sobre el entorno. Si bien en este caso la temática y los personajes no son contemporáneos como lo eran en el sainete tradicional, las situaciones nos permiten ver un fresco de las relaciones que se establecen entre los personajes, típicas de nuestra idiosincrasia. La pieza que nos ocupa tiene todos los condimentos de un sainete pura fiesta, cierra con una composición coral, y tiene en un espacio cerrado las mismas tensiones que se producían a cielo abierto en el patio del conventillo. De los inmigrantes de ayer, con su cocoliche y su mochila de nostalgia en los primeros años del siglo XX, a los años cincuenta en una fecha que se deja deslizar al pasar, 16 de septiembre de 1955, un cambio copernicano en lo político social del país. 14570246_1787184954896048_4073490866442699704_nUna estación de radio, María, en San Francisco Córdoba, cuyo nombre da cuenta de la temática que predomina en su espacio, y el género de los integrantes de aquellos que componen los programas; salvo uno todas son mujeres. De allí se desprende la información que se brinda: consejos a la mujer de hoy, horóscopo, visita de una actriz, lectura de poemas, un coro femenino, el de las jóvenes solteras, es decir, todo aquello que se considera de interés para un radioescucha mujer. El humor ácido, muchas veces, se desprende de la tensión de las relaciones entre los integrantes del staff, sus luchas internas por prevalecer y predominar en una instancia que les garantiza visibilidad, una porción de fama en el ámbito de un pequeño pueblo. La presencia de la mujer había conquistado un espacio público mayor durante el gobierno que se menciona derrocado en la emisión del día posterior al suceso. Ese lugar es ocupado por las integrantes del staff con ansiedad y defendido con rabia. En la mesa de locución, el antes y el después disputan territorio; la locutora de siempre se siente invadida por la “nueva”, más joven, que acusa puesta a dedo. Las tensiones también se tejen hacia fuera, cuando un apagón insinúa la sospecha sobre una radio competidora. Un vestuario elegido que responde a la época, acompañado por el maquillaje y el peinado, hacen una fotografía de un tiempo donde la mujer comenzaba a tomar por asalto lugares que no eran considerados adecuados, pero que aún no se animaba a dejar del todo su rol social, aquel que la convertía en madre, hija y esposa dedicada y sumisa a la voluntad del hombre. Celos, disputas, que luego se resuelven sin que la sangre llegue al río, sin que la tragedia se haga presente. 14681600_860407744060862_6953884125652688359_nRegistros diferentes de actuación que son funcionales al relato y que la dirección armoniza con talento. Andrés Binetti sabe perfectamente como darle forma a un texto dramático sin perder la espontaneidad intrínseca de los jóvenes actores, graduados 2016 de la USAL. De tal modo, que luego la escritura escénica, Binetti y Ortiz, tiene “ese no sé qué” que le otorga el ritmo intenso y vital. Un amplio espacio escénico donde imaginamos los límites precisos del estudio de radio, una tarde/ noche cualquiera en “vivo” cuando el piloto rojo indica que están en el aire. Cada elemento tiene su precisa ubicación, nada está librado al azar. Una historia sencilla que involucra a varios personajes quizá cotidianos para esa época. Y, un relato que le otorga volumen atrapándonos desde su comienzo, por el humor constante y la perfecta actuación coral. Sin altibajos cada integrante del elenco le da textura a su personaje -el coro de las mujeres solteras, la productora, la columnista, las locutoras, el asistente en sonido y la actriz invitada. Mientras nosotros nos deleitamos entre cortes publicitarios, efectos sonoros, algún reporte, los tangos o los temas que realiza el coro.

Ficha técnica: Sainete Radiofónico de Andrés Binetti. Actúan: Sofía Ayala, Antonella Carabelli, Nadine Cifre, Pato Fabián, Paula Fabiano, Sofía Ganzero, Giovanna Guidoni, Camila Marchesini, Nicolás Munguía, Camila Nardote, Carolina Pejito, Lucía Tenaglia, Grace Ulloa. Asistente de dirección: Sofía Fernández. Escenografía: Jorgelina Herrero Pons. Diseño sonoro y coreográfico: Sofía Fernández. Vestuario: Paz Stamboni Day. Asesoramiento: Noelia Mitelli. Diseño de luces: Andrés Binetti – Marín Ortiz. Operación técnica: Marcela Fraiman. Dirección: Andrés Binetti – Martín Ortiz. Teatro: El Crisol. Duración: 60′.14095878_819458368155800_6534617044737867540_n

1 Quizás, quizás, quizás es una canción popular escrita en 1947 por el compositor cubano Osvaldo Farrés.1 La letra de la versión en inglés fue escrita por Joe Davis y titulada Perhaps, perhaps, perhaps.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s