Yo, Encarnación Ezcurra de Cristina Escofet

Estándar

Yo, Encarnación Ezcurra de Cristina Escofet

Un pedazo de historia en la piel de una mujer que entendió como nadie que nacer en estas tierras no implica nacer en una patria (Escofet)

137d49af-348c-49e4-ab8f-4ad683481e1aAzucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Cristina Escofet elige el pronombre personal para encabezar el título de su obra, y no es una comodidad o un gesto vacuo; esa primera persona es la afirmación de una subjetividad que sabe lo que vale, lo que siente, lo quiere y como conseguirlo. Yo soy ésta, mírenme, aquí les voy a narrar una historia velada, que los que construyen los discursos obvian, dejan para otro momento, prefieren ignorar; como a aquellos a los que yo y Juan Manuel representamos, a los mestizos, a los negros, a la chusma federal. Desde esa presencia que se sabe parte una textualidad que nace de las vísceras, que surge de la espiral de un sujeto que se impone, y que también entiende cuando dejar el escenario. Nuestra historia la oficial, cubre con un manto de ignominia al período rosista, pero sobre todo y en todo tiempo, tiende una neblina sobre las figuras femeninas que tejieron con fuerza la trama de un relato cargado de violencia. La presencia de las mujeres en el canon establecido es casi un objeto de diseño, una decoración que ilustra los deseos de los hombres que combatían contra el enemigo de afuera pero mucho más con el que debería ser un compañero, aquellos que llevaron varios nombres pero una sola calificación, cipayos. La presencia de Lorena Vega en escena, nos hace volver en el tiempo, y sumergirnos en un pasado que desconocemos, o conocemos mal, atravesado por el odio, y el silencio. Su actuación es tan potente que no podemos separar al personaje histórico de su figura en el tiempo que dura su performance en escena. Ella es la Ezcurra, y nos atraviesa con sus palabras, sus maneras, su furia y la calidad de un amor sin miramientos, sin dulzuras, pero inalterable como los metales nobles. Construye con las palabras que diseña Cristina Escofet las imágenes que éstas nos sugieren: cuando menciona al moro de Quiroga, la añoranza es tanta en su rostro, que nos parece que la ilusión de verlo también nos abarca. Un espacio casi despojado, un sillón que sirve para descansar un cuerpo que se despide, el espejo que refleja la mirada propia, y establece la metáfora de la que el otro posa sobre ella, y las cartas, tiradas por el piso, viejos testigos de un tiempo ido, en que ella tallaba fuerte sobre la casa, las cosas, la política y su hombre. Tiempo donde se esconde su cuerpo joven, todo sensualidad, y sexualidad con un destino marcado desde la primera vez que vio a Juan Manuel. La dramaturga construye sus mujeres desde adentro hacia fuera, el vestuario es entonces una expresión de un sentimiento, no una descripción de época, no una marca temporal que nos ubique como espectadores; o no solamente eso; es una extensión del momento del personaje, una necesidad en ese instante de su vida. Cada sistema significante aporta su especificidad sin subordinación a un hecho teatral intenso: la música en vivo, vidalas y refalosas, no es simple acompañamiento sino que tiene un rol dramático; la iluminación, entre luces y sombras, nos devuelve el alma sensible de la Negra Toribia, y el vestuario deja al descubierto la musicalidad de un cuerpo con sangre candombera. En este unipersonal todo encastra perfectamente, con cadencia poética y ferocidad visceral. Encarnación / Lorena nos envuelven de tal modo que quedarán en nuestra cotidianidad más allá de finalizada la obra. Una Mujer que habita el espacio lúdico y a su vez es tan cercana que dilata nuestro presente, y deja entrever la perfecta conjunción entre la escritura dramática, Cristina Escofet, y la escénica, Andrés Bazzalo.5d21e60a-2c13-492a-b375-3162bd896168

Ficha técnica: Yo, Encarnación Ezcurra de Cristina Escofet. Actúa: Lorena Vega. Músicos en escena, música original y arreglos musicales: Sebastián Guevara, Agustín Flores Muñoz, Malena Zuelgaray. Dirección musical: Agustín Flores Muñoz. Vestuario y Asesoramiento artístico: Adriana Dicaprio. Diseño de Iluminación: Soledad Ianni. Fotos y Diseño gráfico: Lucio Bazzalo. Prensa: Silvina Pizarro. Asistencia de dirección: Pablo Cusenza. Dirección general: Andrés Bazzalo. Teatro del Pueblo: sala Teatro Abierto. Estreno: 08/04/2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s