Hacela Corta Beckett de Rubén Pires y Hugo Halbrich

Estándar

Hacela Corta Beckett de Rubén Pires y Hugo Halbrich

Seis obras cortas en 70 minutos de Samuel Beckett

000158391Beckett por siempre Beckett

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

Cuando Esperando a Godot llegó a los escenarios porteños, no fueron pocos los que no entendieron su poética, público y crítica mediante. Sin embargo, a partir de que aquél año 19561, en que Jorge Petraglia la dirigió, no ha dejado de tener en nuestros escenarios cultores y fanáticos. Ya nadie discute los valores intrínsecos de su obra, ni la fuerza de la misma en nuestro sistema teatral. La puesta de sus obras cortas, es una forma de acercarnos al dramaturgo desde un espacio desconocido aunque su impronta sea fácilmente reconocible en ellas. El humor, el juego verbal, un lenguaje corporal que necesita un tipo de actuación diferente, entre la quietud y una movilidad sin sentido, son algunos de los elementos que aparecen en este grupo de piezas, y que son puestas en acción por el grupo de actores que realizan el trabajo. Todos ellos concretan una muy buena performance, en los seis relatos que tienen una semántica diferente aunque la muerte es una de los centros recurrentes. El que transita con más facilidad el humor, al que el absurdo nos tiene acostumbrado, con diálogos fragmentados, y aparentemente desconectados entre sí, es el en que las tres actrices juegan una relación de amigas, donde el susurro, el comentario chismoso es el centro de la idea, en una parodia a sus diálogos dislocados. Un vestuario acorde con lo que se narra, acompaña los cuadros, los pequeños relatos y sus personajes, que siempre están al límite de lo que se considera “la normalidad”, que desde la dramaturgia de autor, nos parece de la más absoluta absurdidad. El maquillaje logra una caracterización precisa con la composición de los personajes y nos permite desde la mirada la dicotomía entre lo dicho y lo expuesto; mientras que al actor le da la posibilidad de jugar con lo siniestro, en un universo que se permite ingresar lo racional y lo irracional al mismo tiempo. Las actuaciones tienen la desmesura y la contención para lograr el juego necesario que requiere el género, y el espectador atento al código sigue con entusiasmo una puesta que equilibra la concentración de sentidos: mirada, sonido, y voz. DSC_3807Seis piezas que tienen en su genética los procedimientos de la poética beckettiana, que construyen desde el imaginario de la palabra, las acciones que producen una intencionalidad distinta en la mirada sobre lo cotidiano, que lejos de ser el espejo de una referencia se transforma en un delicado equilibrio entre lo objetivo externo y la subjetividad más expresa de sus personajes. Beckett produjo una ruptura en los códigos verbales y teatrales que aún hoy, más allá de reponer su escritura dramática, produce un brecha, un camino transversal para entender aquello que con los ojos habituados a un orden ficticio, nos parece sólo el universo del caos; para desconfiar de ese orden establecido, de una normalidad que se parece mucho al disciplinamiento de las conciencias, que deja poco espacio al pensamiento crítico, un orden del que necesitamos sacudirnos, como un traje demasiado apretado que nos priva la respiración. A los seis textos dramáticos –La mecedora, Monólogo, Va y viene, Ohio improntu, Pisadas y Play– la escritura escénica, Rubén Pires, le otorgan el ritmo necesario en el espacio escénico casi despojado, construyendo en escena un perfecto canevas beckettiano.image001

Ficha técnica: Hacela Corta Beckett. Traducción y Adaptación: Rubén Pires – Hugo Halbrich. Supervisión dramatúrgica: Luc Margarit. Elenco: Jessica Schultz, Gerardo Baamonde, Marina Tamar, Celeste García Satur, Jessica Schultz, Eduardo Lamoglia, Carlo Argento. Vestuario: Juan Miceli. Escenografía: Pablo Ezequiel Graziano. Iluminación: Rubén Pires – Sebastián Crasso. Diseño y realización de pelucas: Miriam Manelli. Maquillaje: Analía Arcas- Ana Make Up. Asistente de dirección: Luciana Martinez Bayon. Asistente de producción: Mechi Lando. Asistente meritoria: Cynthia Corn. Agente de Prensa: Silvina Pizarro. Diseño Gráfico. Nah Lamoglia. Difusión de redes: Flor Carroza. Video y Fotografía: Pic By Lis. Coaching vocal de monólogo: Graciela Hernández. Dirección general: Rubén Pires. El Tinglado Teatro. Estreno: 06/06/2017. Duración: 70′.

Bibliografía:

Cerrato, Laura, 1999. Génesis de la poética de Samuel Beckett. Apuntes para una teoría de la despalabra. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Pellettieri, Osvaldo, 1997. Una historia Interrumpida. Teatro argentino moderno (1949 – 1976) Buenos Aires: Editorial Galerna.

El 18 de setiembre de 1956, en la casa de Mendoza, Florida 713, el elenco del Teatro Universitario de Arquitectura, dirigido por Jorge Petraglia, dio a conocer Esperando a Godot. (Pellettieri, 1997: 169)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s