Un rubio peronista + Joe López

Estándar

Un rubio peronista y Un negro comunista

Humor político recargado

María de los Angeles Sanz

Una noche fría, destemplada y lluviosa de domingo, un 9 de julio día de una Independencia que hoy como nunca nos parece tan lejana; pero a pesar del tiempo que acompaña nuestra decepción y del cielo que parece llorar por nuestra Argentina, un grupo de personas se hizo presente en el ámbito de un espacio teatral para vivir dos horas en comunión política. El Alambique es un espacio cultural en el corazón de Villa Pueyrredón que ofrece una sala teatral y actividades relacionadas con el arte; tiene además una pequeña biblioteca y un bar. En su espacio este día señalado por una fecha patria, se presentaron Gustavo Berger y Joe López con su trabajo de humor político; ambos a partir de la estructura del stand up, llevan adelante sus delirantes e hilarantes monólogos sobre la realidad política y social del país, con ironía para lograr que los sufridos espectadores que añoramos el gobierno anterior sepamos lo útil que resulta reírnos de nosotros mismos. El espectáculo se desplaza en su itinerario por numerosos espacios de la provincia, y como diría un integrante del oficialismo, agarran la pala con pasión. Dividido en un presentación hecha por Berger, quien introduce luego la presencia de López, el show se cierra con el monólogo del primero, que incluye el tramo histórico desde el 2015 en adelante, sin olvidar la memoria colectiva, y poniendo el acento en los últimos acontecimientos. López chiste de por medio por su apellido, se ríe de la izquierda nacional con ternura y dolor, ese que muchos sentimos cuando nos damos cuenta que la mayoría de las veces sus acciones terminan siendo funcionales a la derecha despiadada que nos gobierna. Una relación activa con el espectador sostiene el ritmo incesante del espectáculo, ambos lo interpelan con oficio, y saben dar la respuesta necesaria cuando pareciera que alguien pretende desestabilizar el discurso. Un discurso que busca enfrentarnos con nuestros propios demonios y exorcizarlos a partir de la risa, el mejor de los remedios posibles. Peronistas y comunistas una combinación que en el alambique de la vida no tuvieron siempre una buena destilación, pero que a partir de los setenta comenzaron a visualizar que ambos sostenían principios parecidos y buscaban para los mismos actores sociales un protagonismo por diferentes medios. Un casamiento difícil que el escenario hace posible con muy buenos resultados para el bien de un público que necesita la catarsis que no le ofrece otro soporte que no sea el teatro. Gustavo Berger va ya por la quinta temporada con su trabajo, y Joe López, oriundo de Mendoza, actor y director teatral, recorre hace diez años los escenarios de Buenos Aires. Ambos logran la conjunción necesaria para captar la atención de un público ávido de pensarse a sí mismo y a su circunstancia desde el humor.

Ficha técnica: Un rubio peronista + Joe López Humor político. Gustavo Berger y Joe López. Producción ejecutiva: Juan Capodistrias. Sonido e iluminación: Guillermo Rodríguez. Boletería: María Eva Galasso. Prensa: Gabriela Presta. El Alambique Cultural. Espectáculo a la gorra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s