I.D.I.O.T.A de Jordi Casanova

Estándar

I.D.I.O.T.A de Jordi Casanova

Adaptación Daniel Veronese

201702100931IDIOTA WEBAzucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

¿Cuál es el límite que no podemos atravesar a la hora de la búsqueda de dinero para saldar las deudas que nos devoran en este sistema capitalista, que nos produce y nos descarta con la misma facilidad, al mismo ritmo frenético? Sin embargo, ¿qué si somos capaces de hacer por obtener dinero? Un experimento, por lo tanto, un hecho que está avalado por la ciencia, el dios de nuestra época, confiamos entonces en que todo es legal, y sólo es una prueba que pasaremos con suerte sin mayores consecuencias; no preguntamos demasiado, no leemos la letra chica del contrato que firmamos, casi con los ojos cerrados, porque además la recompensa es mucha, y soluciona todos nuestros problemas; el alma bien gracias, tema para otro momento, no la necesitamos en un mundo que todo se basa en sobrevivir y sin dinero es imposible. De la prueba en la habitación cerrada, a la analogía con la cotidianidad de la sociedad, sólo un paso. Casanovas construye una metáfora perfecta para decirnos como somos y como actuamos ante la inclemencia de un Estado social ausente1. Daniel Veronese, le da una vuelta de tuerca al traernos esa problemática universal a un territorio conocido, y a partir del uso de las paredes, los grandes bloques que conforman la habitación, como pantalla, nos ubica en una geografía reconocible para el personaje, y también para el espectador, que siente que esos lugares podrían reconocerlo, ser él no sólo testigo sin protagonista de la historia. 000151539La fría asepsia del comienzo, se va constituyendo en una performance donde otros participan, y provocan que cada vez más Carlos Varela, un excelente Luis Machín, se sienta involucrado y acorralado en un laberinto que él con su desidia y desesperación ayudó a construir. Idiota es un fuerte apelativo para definir el comportamiento de alguien, pero es también la sigla de esa corporación que se dedica a investigar el grado de resistencia de la clase media al autoritarismo. Toda una definición. Del otro lado, la presencia de la psicóloga, la doctora Edeltraud, María José Gabin, impecable en su imagen profesional que nunca abandona, a pesar de la desesperación creciente de su conejillo de Indias. Mantiene las formas porque sabe, es decir guarda la llave que el conocimiento, no sólo sobre Carlos sino sobre la finalidad del proyecto. Saber es poder. Así el ritmo del comienzo tiene cierto humor de color local que podría parecer banal y simple, pero a medida de que avanza la situación dramática nos sumerge en un clima de tensión por más que los acontecimientos puedan ser catalogados de absurdos. Pues nos sumergen en algo que nos incomoda y nos perturba: ¿cuál sería nuestra decisión en determinadas situaciones límites? Un hecho teatral que plantea de modo inteligente distintas lecturas y cualquier parecido a nuestra realidad sería solo “pura coincidencia”.idiota

Ficha técnica: I.D.I.O.T.A de Jordi Casanova, adaptación Daniel Veronese. Elenco: Luis Machín (Carlos Varela), María José Jabín (Doctora Edeltralud). Dirección: Daniel Veronese. Asistente de director y Stage Manager: Gonzalo Martínez. Diseño de escenografía: Jorge Ferrari. Asistente de escenografía: Luciana Uzal. Asistente de Ambientación: Sabrina Szmulewicz. Diseño de luces: Marcelo Cuervo. Diseño de video: Maxi Vecco. Diseño de vestuario: Daniela Dearti. Realización de escenografía: Willy Pérez. Técnica de video: Lucas Bottero. Operador de video y sonido: Mariano Luna. Diseño Gráfico: Diego Heras. Fotos: Alejandra López. Prensa: SMW. Producción ejecutiva: Luciano Greco. Coordinación técnica: Alberto López Sierra. Coordinación de producción: Romina Chepe. Productor General: Sebastián Bultrach. Teatro El Picadero. Duración: 70′.

Bibliografía:

Hauman, Zygmunt, 2008. Tiempos líquidos. Vivir en una época de incertidumbre. Buenos Aires: Ensayo TusQuets Editores.

Si los derechos sociales no están asegurados, los pobres y los indolentes no podrán ejercer los derechos políticos que, en teoría, poseen. (…) La libertad de elección va acompañada de infinitos e innumerables riesgos de fracaso. Muchas personas pueden considerarlos insoportables cuando descubren, o sospechan, que exceden su capacidad personal de hacerles frente (…) Mientras esta libertad sea un fantasma, el dolor de la desesperación estará coronado por la humillación de la mala fortuna; al fin y al cabo, la capacidad de afrontar los retos vitales, que cada día se pone a prueba, es el mismo taller en el que se moldea o forja la confianza en uno mismo” (Bauman, 2008: 94/95)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s