Simplemente sucede de Alejo Beccar

Estándar

Simplemente sucede de Alejo Beccar

Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir
¡Honrar la vida!
(Eladia Blazquez)

000157658María de los Ángeles Sanz

La vida y la muerte son la cara de una misma moneda, pero es una circunstancia que tratamos de olvidar y nos dejamos ganar por una o por otra para ver desde ese lugar nuestro camino, el tiempo entre ambas que nos ha tocado transitar. Alejo Beccar a partir de un hecho personal construye un texto dramático que involucra a dos personajes, uno que busca defender su derecho a vivir, y el otro que ha perdido el sentido de hacerlo. El azar, el destino, o la mano de un Dios benevolente los reunirá en el espacio natural de un parque y de su diálogo existencial surgirá una amistad posible para ambos si el tiempo extiende sobre los dos su manto de piedad. En un tono atravesado por la comedia para alivianar el contenido temático que se desarrolla en la intriga, los personajes, Lautaro, Guillermo Orcellet, y Fernanda, Carolina Avigliano, en una muy buena performance van delineando a sus criaturas, en la medida que exponen los conflictos de ambos, y aquellos que lateralmente los producen: la falta de trabajo, el miedo a confesarlo, la enfermedad, la necesidad de un trasplante, las dificultades que eso implica, las famosas listas de espera de un tiempo que se acorta dramáticamente. El encuentro ficcional que da un giro de esperanza a la obra, de alguna manera exorciza la potencialidad del dolor cuando lo real concreto no encuentra un final feliz. Una justicia poética necesaria que sí podemos imaginar en el teatro. El tango canción de la compositora Eladia Blazquez nos recibe y nos despide de la sala, y es una herramienta de significación para el desarrollo de la pieza, que sólo cuenta en escena con un banco verde de plaza, y un piso del espacio escénico cubierto de hojas caídas: doradas y bellas hojas que nos sitúa en un tempo otoñal, donde está siempre a punto de llover. El vestuario identifica al hombre que trabaja en una oficina, es decir, que cuenta con un trabajo convencional, y el de ella nos lleva a la presencia de una mujer común. En apariencia nada fuera de su lugar, pero en el encuentro que se produce nos vamos adentrando en sus particularidades, en la antinomia de su forma de ver el mundo que los rodea, y de resignificarlo, como dice Fernanda, ver el vaso medio lleno o medio vacío; paradojalmente aquel que tiene todavía tiempo para ser feliz y elegir que ruta seguir, es quien ve todo de manera oscura en su realismo exasperante, sin ningún matiz de optimismo. Una obra dura, que se plantea y nos interpela a una reflexión sobre un tema fundamental, el tema podría uno decir, pero que está cargada de ternura al mismo tiempo hasta lograr desde allí conmover al espectador, llevarlo a sentirse en el lugar del otro y repensar algunos conceptos que damos por sentado.000157655

Ficha técnica: Sencillamente sucede de Alejo Beccar. Elenco: Carolina Avigliano y Guillermo Orcellet. Diseño de espacio y luces: Alejo Beccar. Diseño gráfico: Nicolás Senestrari. Prensa: CES. Fotografía: Matías De Falco. Asesoramiento de vestuario: Laura Aros. Producción general: Teatro La Tertulia. Asistente de producción y dirección: Zulma Rossini. Dramaturgia y dirección: Alejo Beccar. La Tertulia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s