Archivos Mensuales: enero 2019

Tom Pain (Basado en nada) de Will Eno

Estándar

Tom Pain (Basado en nada) de Will Eno
Investigo como el acto de ocultar nuestros miedos afecta nuestras relaciones, y nos vuelve frios y distantes. (Will Eno)

000164283 tom pain

 

Marìa de los Àngeles Sanz

Will Eno, desde la traducciòn de Stefanie Neukirch, nos propone un texto de textura fragmentada, caòtico por momentos, que va y viene por la vida del personaje, aunque no lo enuncie asì, porque la idea es ver el relato presente como una metàfora abarcadora a èl, a los espectadores, y por traslaciòn al gènero humano en general. Un relato realista, en una expresiòn verbal que se muerde la cola, que como una cinta de moebius vuelve una y otra vez sobre sì misma, para lograr un tejido que una el rompecabezas que va apareciendo a travès de la voz y el cuerpo del actor. Basado en la nada, es decir, en la ìnfima condiciòn humana. En ese instante que dura para el universo, con sus sistemas solares y sus galaxias, lo mismo que la luz de un fòsforo que apenas se enciende, se apaga.

Una sala en penumbras nos recibe, con sòlo una luz fuerte sobre un rojo sillòn, acompañado por una pequeña mesa, que tiene sobre sì la presencia de un libro; se nos dice un diccionario. El personaje avanzando desde la platea, comienza su mònologo canturreando una melodìa que no podemos reconocer. La media oscuridad se hace paisaje para todos, cuando inunda tambièn el espacio escènico, y sòlo escuchamos su voz que nos pregunta, ¿saben lo què es el miedo?, para enunciar minutos despuès, cuando ya hemos entrado en el ida y vuelta con èl: la palabra miedo no tiene definiciòn. La vida es el miedo, y las viejas preguntas que la filosofìa se hizo desde el principio, siguen atormentando nuestras presencias, nuestras relaciones, porque la falta de respuesta, nos sigue produciendo el terror de vivir.

Cuando por fin la luz se hace, “hàgase la luz y la luz se hizo”, como un demiurgo demasiado humano, vestido de riguroso traje negro, camisa blanca y corbata negra, descalzo, el hombre nos interpela, para en un juego eficaz con nosotros, testigos mudos de la escena, nos entreguemos al juego, ¿de la vida? y sigamos el hilo de su pensamiento que nos recuerda la fugacidad de la vida, y el dolor que nos acompaña desde la infancia, y que nos constituye como niños clamando por la mirada del padre, ¿de Dios?

Rogelio Gracia, actor uruguayo, estrenò la pieza en el teatro Solìs de Montevideo y lleva con talento no sòlo el enunciado del escritor norteamericano, sino su corporidad dentro del espacio escenogràfico, su relaciòn con el espectador, los tempos de humor y de sensibilidad; logrando interesar desde la desnudez de la escena, durante el tiempo cronòlogico de la puesta. Incluso incorpora, la molestia de un celular que no cesa de reclamar protagonismo desde la platea, y una vez màs nos habla de nuestra incapacidad de atenciòn y nuestra subordinaciòn a una tecnologìa que cada dìa insta por alejarnos de nosotros mismos.

000164280 tom paine

Una puesta intensa, quebrada y recuperada por Gracia, para hacernos pensar en la vida, cuando vivimos tan desconectados, tan desesperadamente incluidos en paraìsos ficcionales, para no ver, para no sentir, para que no nos duela la realidad. Pero la vida es principio y fin, y en el medio la herida absurda. En el fondo somos pequeñas luces en un universo, donde la soledad es una cicatriz de una herida que nunca cesa de sangrar.
La obra fue finalista del premio Pulitzer y estrenada en 2005 en el Festival de Edimburgo, donde obtuvo el Premio Fringe y el Premio Herald Angel. Su autor es considerado como el actual Beckett, por su mirada sobre la humanidad. Otras de sus piezas son: Temporada de gripe (2003), Ah, la humanidad y otras buenas intenciones (2013), Los realistas (2014)

Un texto profundo, una puesta minimalista que resalta las palabras y lo que ellas esconden en el relato continuado de una historia, que puede ser parecida a la propia, y que nos lleva a reconocernos, a sonreir y a pensar.

Ficha tècnica: Tom Pain (Basado en nada) de Will Eno. Traducciòn: Stefanie Neukirch. Intèrprete: Rogelio Gracia. Iluminaciòn: Rosina Daguerre. Direcciòn: Lucio Hernàndez. Producciòn: Yamila Agis Uez, Sebastiàn Ohrwaschel, Rogelio Gracia. Foto: Robert Yabeck. Diseño y comunicaciòn: Polder. com. uy. Prensa: Carolina Alfonso. El Camarìn de las musas.

Anuncios

Estrella de Juan Pablo Geretto

Estándar

Estrella de y por Juan Pablo Geretto
El aire sale, el aire entra

La vida tiene efectos colaterales (Geretto, Estrella)

El humor es la ùnica manera de soportar cosas. Despuès de acà para afuera, uno tiene una responsabilidad, como comunicador, le ponès un lìmite a la barbaridad. (Geretto, entrevista Pàgina 12)

000194065estrella

Marìa de los Àngeles Sanz

Un escenario invadido por naranjas nos recibe, una metàfora tal vez de lo natural de lo campestre, del espacio – territorio donde se desarrolla la historia de Estrella, una mujer que intenta salir de lo construido por otros para ella, de tener una voz, la propia y sentirse viva a partir de expresar lo que siente. Porque Estrella, la vendedora de Avon, nos vende ilusiones en sus cosmèticos que son las mismas que la sostienen; porque ella es una construcciòn: de sus padres, de su marido, de sus relaciones, y a la vez es un ser deseante de otra realidad que nutre desde la pantalla de un televisor. Juan Pablo Geretto compone a esa mujer fràgil y a la vez entera en la resistencia a un entorno hostil con talento, con gracia, y con una sensibilidad admirable; resaltado por la excelencia del vestuario y el maquillaje, que acompaña la personalidad de la mujer, que sueña ser otra, y elige para sì un vestido de princesa de cuento, rosa, flores aplicadas, barrocamente femenino.

El espectador ve en el escenario una mujer: en la voz, en la forma de su gestualidad, en su manera de caminar y moverse, en su discurso ininterrumpido, fragmentado y verborràgico, con humor ingenuo por momentos, con ternura en otros y con la dramaticidad necesaria para llevarnos de una sensaciòn a otra sin escalas. A travès de su relato, van apareciendo los protagonistas de otras historias, la tìa, el modisto, su padre, su madre; y un contexto pueblerino que sueña con viajar a otros paisajes, a otras fotografias que la saquen de la medianìa y la rutina. La Pampa y el mar como lìmites de un territorio, el propio, que la ahoga desde que tiene memoria. Su cuerpo tambièn ha sido un lugar donde otros han dibujado un destino, del que le resulta difìcil escapar. Memoria, recuerdos, que saltan temporalmente, el personaje viene y va del pasado al presente, y viceversa; y teje una red que va delimitando su realidad.

Juan Pablo Geretto, es un actor, director y dramaturgo, que trabaja hace mucho tiempo con la tècnica del transformismo, y durante años se dedicò al cafè – concert. Su primer unipersonal fue en 1999 Sòlo como una perra, para luego en 2004 participar en el Fòrum Universal de Las Culturas en Barcelona con Còmo quien oye llover; trabajo por el que obtuvo nominaciones y ganò la terna de Espectàculos de humor unipersonal. Yo amo a mi maestra normal y Rain man son otros de sus trabajos premiados. La televisiòn a la que se considera adicto, tambièn lo tuvo en programas como Mañanas informales con Jorge Ginsburg, y ganò un Martìn Fierro, por su composiciòn de la travesti Reina, en Vecinos en guerra. En esta su nueva producciòn pone en acto toda su creatividad para ofrecernos una vez màs la ductilidad de sus recursos, para producir desde el humor una sensibilidad que nos hace pensar en el personaje, y en nosotros mismos, en cuanto tenemos todavìa de esa Estrella, que sueña y lucha con las herramientas que tiene para hacer diferente la monotonìa de su vida.

Hemeroteca:
Curia, Dolores, 2019. “Nace una estrella” en el suplemento “Soy” en Pàgina 12, 4 de enero.

Ficha tècnica: Estrella autor e intèrprete: Juan Pablo Geretto. Dramaturgista: Virginia Martìnez. Direcciòn: Virginia Martìnez, Juan Pablo Geretto. Diseño de luces: David Seldes. Diseño de vestuario: Magda Banach. Ediciòn de sonido: Diego Martìnez. Diseño y realizaciòn de pelucas: Eugenia Palafox. Diseño de maquillaje: Juan Josè Gasparini. Asistencia de direcciòn: Maru Reinoso. Realizaciòn de vestuario: Cèsar Taibo. Estilismo de pelucas: Diego Finos. Realizaciòn de zapatos: Escalfe. Fotografìa: Ale Lòpez. Diseño gràfico: Flor Bembihy. Prensa y difusiòn: Carolina Alfonso. El Camarìn de las musas.