Perro Muerto de Martìn Trufò

Estándar

Perro muerto de Martìn Tufrò

Salvar lo propio. Pero no existe “lo propio” sin la violencia que implica ocupar. Perro muerto narra el origen de esa violencia, la violencia que implica ocupar un territorio, tener una propiedad. (Cynthia Edul, programa de mano)

000201989Perro muerto

Mariàngeles Sanz
sanzm897@yahoo.com

Hombre y mujer, un lugar en lo alto, un bosque, hay que talar para cultivar; un tesoro escondido, una bolsa de semillas; lejos del camino, del frìo y el hambre, no màs irse y migrar, no màs huir. Pero el sitio no està solo, tiene allà en el valle otros hombres, que viven de cazar, y necesitan los perros, que no piensan en sembrar, sino en vivir de lo que la tierra da naturalmente, y mientras tanto estàn los cerdos o los conejos para el alimento necesario. El enfrentamiento es inevitable, en un principio solapado, encuentros coreogràficos donde la proxemia circular, hace que unos acechen a los otros, se escondan o huyan perforando el aire con su presencia.

Como en un ritual la mujer vestida de negro, el no color, lleva la vida no en su cuerpo sino en el atillo de semillas, de girasol, de zanahoria, de calabaza, son ellas las que encierran el color de la vida, la fuerza de un futuro promisorio. Bajo un haz de luz, ella, la mujer, de rodillas en la tierra, gira y escoge la vida incipiente, contenida en esos pequeños cuencos naturales, aunque ante lo nuevo, la ataque la duda. Tierra, semilla, mujer, una sìntesis donde la naturaleza juega al azar con la vida.

El hombre tambièn de negro, mientras tanto afila la guadaña que talara lo indispensable para lograr un claro donde sembrar. Y la frontera, lo mìo, lo propio, lo otro, lo ajeno, y la lucha del hombre lobo del hombre. Lobo o perro, una ferocidad que ataca la convivencia y construye la tragedia. La muy buena perfomance de los cuatro se lleva adelante sin fisuras, un tono de actuaciòn contenida, dibujada por la gestualidad, y la postura de los cuerpos, que se apoya en los desplazamientos que tienen junto con la iluminaciòn y una mùsica dodecafònica, una intensidad que crece con el avance de la intriga, sobre un espacio delimitado por las piedras hacia foro, y por un camino de pallets de madera que lleva al refugio.

Un thriller ancestral, que nos lleva a las preguntas primigenias sobre cuàndo y còmo dio comienzo el drama de la humanidad, y a la objetivaciòn del cuerpo de la mujer, tan difìcil de conseguir, como el perro. Y un final inesperado que la tiene como protagonista. Una metàfora sobre el paso del humano cazador y nòmade al sedentario y labrador. Un teatro que apela a la expresividad de los cuerpos y a un relato horadado, donde las palabras son signos nuevos, huellas en el aire.

Ficha tècnica: Perro muerto de Martìn Trufò. Grupo Omnìvoro Teatro. Elenco: Diego Starosta, Sofìa Humala, Pablo Rinaldi, Julio Molina. Escenografìa y vestuario: Martina Nosetto. Iluminaciòn: Matìas Sendòn. Asesorìa en movimiento: Mirella Carbone. Comunicaciòn / Redes: Nahomì Martinez y Simòn Ignacio Martìnez. Asistencia de direcciòn: Violeta Pugliese. Producciòn: Leandro Rosenbaum. Direcciòn: Martìn Trufò. Teatro Portòn de Sànchez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s