Bailan las almas en llantas de Pilar Ruiz

Estándar

Bailan las almas en llantas de

Pilar Ruiz

La dramaturgia y la vida, el pasado y el presente

la lucha por el amor y la vida.

000221629 Bailan

 

Mariángeles Sanz

sanz897@yahoo.com

 

Pilar Ruiz desde el hipotexto de Shakespeare, “Romeo y Julieta” elabora una puesta en escena potente, que resignifica las tensiones que se presentan para darles la carnadura y la problemática que el presente nos ofrece como una temática a desarrollar. Dos bandos, no ya Capuletos y Montescos, sino bandas de marginales, unos con mayor poder debido a sus contactos con una ley corrupta y violenta como ellos mismos, con la que comparten botín. La droga, la prostitución, la falta de posibilidades en un medio hostil, donde la moral no existe, sólo se caretea, y donde priman en su lugar los intereses más concretos. El odio entre bandos está presente, y es material funcional al debe y al haber del negocio; y el cuerpo femenino es un objeto de cambio, mercancía.

En verso, como es el hip – hop o el freestyle, al igual que los viejos payadores, los personajes se manejan en un registro popular donde la rima es la forma de expresar no sólo una poética sino una verdad cruel, que los atraviesa. Con un excelente manejo del espacio escénico, la muy buenas performances llevan adelante una coreografía que se apoya en un artefacto de metal que se traslada, en una frontera marcada por una red metálica y telas como cortinas que separan los mundos. A fondo, arriba, las secuencias se anticipan, en tiempo y en la voz de un coro, que es el mundo testigo de la tragedia, que se repite una y otra vez. No sólo la imposibilidad del amor, sino de escapar de un mundo que agobia y determina un destino, el de la bala asesina.

Tanto la iluminación, la música, el vestuario, el ritmo, el lenguaje de los cuerpos de los personajes, sus movimientos, su gestualidad, todo se aúna para lograr no sólo el clima que necesita la tensión dramática sino para lograr un verosímil de una geografía que desconocemos, pero que se hace presente en escena, con sus debilidades, sus fortalezas, sus deseos; en donde la pérdida es una constante, donde la soledad de la familia contenedora, se cubre con la amistad entre pares. Es interesante que el rol que ocupó en la tragedia original la figura del sacerdote, sea cubierto en este caso por la presencia de la maestra de la nocturna, que cumple también en ese lugar más de un rol necesario. Como así también la figura del aya de Julieta, se transforme en el cuerpo de la prostituta que además es la amante del padre. Ninguna dulcificación innecesaria, pura realidad concreta.

Ficha técnica: Baila las almas en llantas de Pilar Ruiz. Actúan: Camila Conte Roberts, Daniel Begino, Federico Martínez, Franco Bertoglio, Jesús Catalino, Joaquín Gallardo, Juan Tupac Soler, Lola Banfi, Matías Méndez, Romina Oslo. Entrenamiento físico y diseño coreográfico: Andrés Molina. Diseño de vestuario y escenografía: Victoria Chacón. Música original y diseño sonoro: Gastón Poirier. Diseño de iluminación: Lucía Feijoo. Fotografía y video: Francisco Castro Pizzo. Diseño gráfico: Juan Pablo Rodríguez. Prensa: Marisol Cambre. Producción ejecutiva: Poética resiliencia y LugarOtro. Asistencia de dirección: Milagros Vera. Dirección: Pilar Ruiz. Teatro del Pueblo..

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s