Archivo de la categoría: Presentación

El trajecito rosa de Nara Mansur

Estándar

El trajecito rosa de Nara Mansur

42462622_1944698752263353_2380006623285346304_nLlego con la lengua morada, así como de trapo –diría–
como de tela oscura, violácea, de terciopelo raído
maltratada por algún mal tintorero la lengua.
Llego y me callo.
Es lo primero que digo: “qué pena, quién lo diría”
quizá sentarse es un decir
un gesto como eso es un decir
una palabra sentarse, un mohín doblar los vuelos de la falda
decir “que no se te vea la hilacha”
decir lengua, sacar la lengua. Hacer es la mejor manera de decir
es lo que sale de la boca sin pensarlo dos veces, es más, lo repito
como para convencerme, lo repito:
“Hacer es la mejor manera de decir”.
(“El silencio no está vacío”)

Azucena Ester Joffe

El particular estilo de la poeta, dramaturga y crítica teatral Nara Mansur nos propone una lectura íntima y, a la vez, polifónica, pues al final de cada poema encontramos una cita, una referencia. Nara nos envuelve con una mirada poéticamente política y comprometida tanto con el mundo femenino, aquel tan asociado al color rosa, como también con una determinada coyuntura que irrumpe en los intersticios de su escritura. El libro El trajecito rosa se ubica en el centro de dos puntos equidistantes: La Habana y Buenos Aires. Seguramente, tanto aquí como allá, recibirá la recepción y la lectura atenta que se merece.

En Octubre ser realizó, en la sala Osvaldo Pugliese del C. C. de la Cooperación, la Presentación de El trajecito rosa. La autora también coordina su ciclo Dramaturgias posibles, el segundo jueves de cada mes desde el 2013. Un encuentro donde la música en vivo, a cargo de Marian Danes y Guillermo Esborraz, y las imágenes proyectadas fueron el marco perfecto, el clima necesario para tanta poesía. Un continuum musical, desde la sonoridad del poema a la de cada instrumento. La poeta es dicha por la musicalidad de sus propias palabras que recita con los tonos precisos antes de la participación de cada uno de los invitados a la especial velada: Ana Arzoumanian, Liliana Heer, Nora Lía Sormani y Pompeyo Audivert.

El primero en presentar el libro fue Pompeyo Audivert:

Intenté hacer un collage para Nara Mansur, hecho con la misma sustancia de su ciencia: la palabra que es presencia. Las fui sacando de su libro, al azar, y las puse a hervir en mi argumento que era un agradecimiento. Al principio algunas palabras se enojaron y me pidieron que las devuelva de inmediato a sus extractos. Qué cómo es eso de hacer con ellas otro decir, otro canto, otra revuelta del sentido. La revuelta del sentido tiene sentido, les dije a las palabras reveladas, me extraña de ustedes que tienen una madre guana. Sí, ya sé, dijo una, no te hagas el vivo; se trata de que no queremos hacer otro nido. Creo que la que hablaba era la palabra “partido”, aunque me pareció que se lo soplaba la palabra “provinciano”. Más tarde comprendí que ellas tienen un sistema de soplidos y que hablan en conjunto. ¿Para quién? ¿Para qué? ¿Por qué ponernos a tu servicio grandulón? Agregaron algunas mientras otras lagrimeaban temiendo no poder salir de paseo. Para ella, porque sí, para celebrar esta noche, respondí ofuscado y casi lamentando mi propósito de convidarlas al agasajo. No obstante, me puse político y un poco poético: porque Nara siempre está encendida y encendiendo con su flor otros alientos. Si al fin y a cabo ustedes son deudoras como yo de su paciencia que las pescó distraídas después de acecharlas por años. De su magnética voz cantarina que las puso allí en esos riscos donde nunca estuvieron. De su niña risueña con sandalias rosas saliendo de la niebla envuelta en llamas con su abuela pájaro. Nara resuelta en poesía, en amnesia y en porvenir, porque ella sabe suspenderse y proyectarse más allá, en ese salto tan hondo y alto que da su ritmo. Las convoca a su lengua de trapo morado. Roja la lengua, mojada la lengua de saliva placentaria, enamorada. En eso la palabra “estigma” me dice: se nota que no eres de aquí, que sufres la poesía como en un parto con fórceps, que te sube la presión y te huele mal la boca. Es cierto, respondí mientras buscaba en su lengua un gatillo fácil para vengarme de las astutas. No soy de aquí, soy de otro páramo. Vengo del páramo de huesos, de la despresencia, del destiempo, del desaire. Ah.., del escenario, el pelado viene del escenario, dijo la palabra “madre”. Sí, soy un actor border, no obstante soy pariente convocado y tengo algo para decir junto a vosotras, si gustáis, y sino lo haré a mi modo. Mentí en la emergencia de verme descubierto. Fue ahí que las palabras “terciopelo”, “estigma”, “polvorín”, “tardecita”, “combate” ylimousine”, dieron un paso al frente y se pusieron a la orden, sonreí para mis adentros. Las estaba conquistando. Las palabras: “revolución”, “decoración”, “traumatizado”, “liderazgo”, “retaguardia”, “victoria”, “perseguidor”, “cobarde”, se mostraron distantes y angustiadas. No obstante, y para no ser menos,se pusieron también en la fila y arrastraron a las otras que faltaban. Ya estaban todas y nos miramos un rato. Y al verlas así dispuestas y expectantes de otro abismo, de otra aventura que yo debía darles, comprendí mi error, lo absurdo de querer homenajear a la poeta con las palabras de su propia paleta. Comprendí también que las palabras, como el aire, son aliento que se vuelve viento. Y que a veces, la poesía logra enamorarlas y hacérselas quedarse rato en su asunto; emancipadas de la servidumbre a las que el mundo las condena y hacerlas valer en otro sueño. En el sueño del lenguaje, en el lenguaje ensoñado. Esa criatura que vive atrás, más atrás del sueño, que nos tiene y nos impele sin replica al patíbulo del canto, en el rito del mártir. Las palabras comprendieron mi fracaso y volvieron alegres al aliento del libro, a su plan de consistencia rosa, roja, rosa, roja, rosa. Sólo me queda decir con mis palabras poca cosa: gracias Nara por militar tu oficio de poeta, por restituir el lenguaje a su valencia milagrosa; gracias por emancipar las palabras de su ausente presente sin porvenir y devolverlas al sueño de la otredad, a la realidad de poder ser en ellas presencia.43483751_1962190747180820_8976390410649731072_n

Luego fue el turno de Liliana Heer:

Tristeza heroica, alegría extravagante, impotencia carente de evasivas. Lejos del arrebato dualista, Nara Mansur pincela diversos ángulos introduciendo abismos: toques de amor, ruptura, éxtasis son disparados por un rebelde poder imperfecto, como son los poderes vibrantes. El trajecito rosa es una tragedia con maquillaje. Estamos ante la puesta a punto de lógicas del cuerpo presente: epifánicas encarnaduras de una escribir político por consistencia teatral vibrante de poesía. Si pensamos en el respeto como rodeo de la violencia, el erotismo es respeto de los valores prohibidos.

Nara Manzur expone su equipaje hecho de sueños y esquirlas, historias donde la verdad tiene el labial en erección.

Corresponde a otros despojarme de los harapos y dejar de asustar a los modistos.

Llevo tiempo con el figurín de Ellas en romance entre los dientes

el cadáver de mi abuelo a mis espaldas con el uniforme de caqui gris

el trabajo voluntario y la pedrada que no se quitó del ojo

las botas en la mano y los hongos en los pies, los surcos

horadados para sembrar papa, tabaco, café y naranjas.

Mis circunstancias, mis moldes como episodios de telenovela.

Mis horas y mi boca rosa rosa rosa vivaz.

“La libertad siempre ha sido y es libertad para aquellos que piensan diferente”, decía Rosa Luxemburgo. Entran en vigor los nombres, las alianzas configuradas mediante el devenir jugoso de la letra más los sabores del tema: una cabalgata mayor enarbolando el deseo desde todos los orificios. Marti está con nosotros, Lino Figueredo está entre nosotros. Cárcel donde la palabra tajea cobardía y posee la maldición del perseguido.

Nara Manzur conjuga los desfiles del signo con las revistas de moda del significante, transmitiendo al lector el mejor de sus dones: un cocktel embriagante compuesto por aguda reflexión, ritmo, suspenso, lucha, generosidad; en cada frase, esa pincelada irónica color asombro. “Tienes que tener estilo. Te ayuda a bajar las escaleras”. El trajecito rosa es una obra que estremece, celebremos el tesoro!

A continuación, y después de volver a deleitarnos la poeta, Nora Lía Sormani comentó:

Es un placer para mí presentar este libro de la gran escritora Nara. Nara es una poeta y entonces es una artesana que va confeccionado, cosiendo, hilvanando metáforas a través de sus sentimientos y sentires más profundos, más contradictorios, más humanos. “Hacer es mejor que decir”, dice Nara mientras hace poesía. El trajecito rosa es una donación, un nuevo testimonio, un nuevo libro de las huellas que deja Nara para construir sentidos y brindarlos a las lectoras y a los lectores. Y las huellas que deja para construir esos sentidos en este collar de poemas son “trapo”, “tela”, “terciopelo”, “hilachas”, “lentejuelas”, y también, “pana”, “satén”, “frunces”, “plisados”, “vuelo de las faldas”, “encajes”, y “costura”, “capa”, “botas”, “zapatos”, “tacos aguja”, “tiaras”, “tacones cuadrados”, “tocados de novia”, “sandalias”, “probadores”, “harapos”, “figurines”, “camisa blanca” que nunca pueden faltar, y también las figuras acicaladas, disfrazadas, matelaseadas o desnudas. Y engalardonando esos sentidos, el color rosa, presente a través de los billetes rosas para hacer las paces pero también el desamor rosa. El trajecito rosa con sangre de Jackie, el capullo rosa, el que no podemos hacerlo sin rosa, el gusto que es rosa, la boca rosa, las rosas rojas, lo rosáceo, el rouge, el filetado en rosa, y rosa mi carne y ese rosa tan violento o las rosas sin espinas, como dice el último verso del libro. Y Neruda con su frase: la rosa está desnuda o sólo tiene ese vestido. Y la infancia, en el poema “Aurora”, una infancia que se deja ir y que como una rosa se deshace en infertilidad, una bella durmiente que muere de amor. Y la Cenicienta de Nara, que se debate entre la mugre y el deseo, para tomar posición frente a la supuesta fatalidad de ser mujer y sus deseos más profundos, más auténticos. Y también las mujeres solidarias de la guerra. En el libro aparecen también las musas inspiradoras de Nara: John Cage, Marelin Thornton, Mauricio Kagel, Federico Garcia Lorca, José Martí, por supuesto, Pablo Neruda, Diana Vreeland, Fidel Castro, por supuesto, Renée Méndez Capote, Juana Bignozzi, Rosa Luxemburgo, Néstor Perlongher, Miguel Ángel Zapata, Olga Cossettini, Nicanor Parra, entre muchos otros. Las lecturas de Nara que alimentaron y vistieron sus pensamientos, sus sentimientos, sus formas de hacer poesía. Todos estos vestidos sociales de las telas y los rosas, son capas, texturas, que tapan el alma desnuda, revolucionaria, del yo poético, de la poeta. Alma que empuja las telas como puede, repite alegremente la maestra Rosa Pastora Leclere: escribir en lugar de pespuntear. Alma que empuja entre esas telas para salir a la superficie como cartas abiertas y mostrarse para gritar, para declamar, para compartir con los lectores, entre hilos y calzados apretados, sus grandes verdades con belleza. Una felicidad que estos poemas de El trajecito rosa lleguen desde hoy a todos los lectores argentinos, cubanos, y del mundo. Lectores contemporáneos que sabrán degustar y disfrutar de las sutilezas, de los decires poéticos de Nara Mansur

Por último, fue el momento de Ana Arzoumanian:

“Voy a dejarme la ropa puesta, quiero que todos vean lo que han hecho”, dijo ella. Podría haber sido ella. Podría ser aquella que se ajusta a la mancha de su traje arañando una frase, susurrando: la sangre de la muerte no se puede negociar. Podría ser, si no fuese que cada una de nosotras hemos tenido un trajecito manchado, una mancha por estridente, por inoportuna, por indigesta. Y por inadmisible, la hemos ocultado. Cada una de nosotras, caminando a tropezones, nos hemos cambiado el trajecito. Engullidas y desmenuzadas, para acabar con nuestros ciclos, desechadas luego de un proceso de neutralización y consumo; hemos portado todas el emblema de un asesinato.

Un archivo nacional testimonia el estallido de la descarga sobre la tela, un impacto mudo que no penetra, no horada; mancha. Una madre guarda el traje que guarda la nación en una sala sin ventanas y a temperatura constante.

Era 1963, la televisión era en blanco y negro. El primer católico presidiendo ese estado, la escena, la impresión del rostro, la Verónica. La imagen verdadera, la reliquia. El color.

Esa boca dada vuelta” “esa rosa dada vuelta dentro mío”, escribe Nara Mansur a la vista de todos, porque quiere que todos vean lo que se ha hecho. La Habana y sus tiendas, los uniformes, los cupones y los safaris de color grisáceo. El sábado negro, los trece días y la Isla, la Isla.

En casi todo mito fundacional la Nación es una mujer, una matrona o una guerrera de una cierta desnudez que un escudo o una espada apenas vela. En el rosa del vestidito, en la elección del hábito, radica la apuesta política de Nara Mansur. El rosa, ese silencio del rojo, es la abolición de la ginecocracia. Rosa como reducción de hembra a mujer alineada al catálogo del folletín, de lo romántico. Ese trajecito, el diminutivo, instancias de lo frágil, expresa la necesidad de una matriz regulada bajo el control estético.

Pero la del trajecito rosa, en el poema de Nara Mansur, tiene un arma en su mano, una pistola con silenciador. No para hacer invisible su disparo “en la boca del himno y del banco nacional” sino para no quedar sorda por la explosión. Sabe que “el silencio como ruido callado” corrobora una expropiación: ella sólo posee su cuerpo bajo los apelativos patrios. Es así como la Nación pide ser ubicada; emplazada por la emergencia del crimen que la convierte en la miliciana, una mujer en nombre propio que perturba el lenguaje inquisidor.

Nara Mansur cerró la Presentación de su nuevo libro con una cita del gran poeta Federico García Lorca que ha incluido al mismo. ¡Oh, bacanal poética!:

Es una rosa que nunca has visto; una sorpresa que te tengo preparada. Porque es increíble la ‘rosa declinata’ de capullos caídos y la inermis que no tiene espinas; ¡qué maravilla!, ¿eh?, ¡ni una espina!; y la mirtifolia que viene de Bélgica y la sulfurata que brilla en la oscuridad. Pero esta rosa las aventaja a todas en rareza. Los botánicos la llaman ‘rosa mutabile’, que quiere decir mudable, que cambia… En este libro está su descripción y su pintura. […] Es roja por la mañana, a la tarde se pone blanca y se deshoja por la noche. (Doña Rosita la soltera)43562228_1962196550513573_2645097897489596416_n

Mansur, Nara, 2018. El trajecito rosa. Editorial: Buenos Aires Poetry. Colección Pippa Passes: 80 pág.

https://buenosairespoetry.com/2018/06/20/el-trajecito-rosa-nara-mansur-%E2%89%88-coleccion-pippa-passes/

Anuncios

Informe de gestión 2018 y Presentación de la Temporada 2019. TNA – TC

Estándar

Teatro Nacional Argentino – Teatro Cervantes

Informe de gestión 2018 y Presentación de la Temporada 2019

DfxVaKJWsAIG-PIAzucena Ester Joffe

Alejandro Tantanian realizó, el 12 de diciembre, un detallado balance de la actual gestión y dio a conocer el conjunto de acciones que se presentarán en la Temporada 2019, cuya programación ya está disponible en: https://www.teatrocervantes.gob.ar/obra/programacion-2019/. Realizamos un breve resumen de dicho encuentro.

De forma dinámica y con optimismo, el director artístico del TNA – TC, fue despejando cualquier duda que pudiera surgir entre los presentes, y comentó que “como en el 2017 hemos realizados todas las acciones anunciadas”. Un evento en el que se fueron cruzando los logros y los anuncios y que, además, contó con la proyección de dos breves videos.

En primer lugar, hizo hincapié en la finalización de los trabajos de restauración de fachadas y terrazas del Teatro y dio detalles de esta situación que se concretó después de varios años de impasse. Asimismo, habló sobre la recuperación y el registro de parte del mobiliario, documentos, luminarias y varios textiles, entre otras cosas. “A principio de este año se comenzó a trabajar en la Etapa 2 del Proyecto de rehabilitación integral del Teatro Cervantes que prevé la construcción de dos salas nuevas, la actualización tecnológica y la mejora funcional del edificio”. Luego, anunció que la acción de inicio, 23 de marzo de 2019 y con entrada gratuita, será La asamblea de las mujeres, cuyo título remite a la obra homónima de Aristófanes. Una jornada de doce horas “dedicada al feminismo y a esta revolución extraordinaria que está pasando en el mundo”.

En la sala María Guerrero los estrenos serán: Yo escribo. Vos dibujas, escrita y dirigida por Federico León; Edipo rey de Sófocles, traducción y versión originales de Alberto Ure y Elisa Carnelli, con dramaturgia de Cristina Banegas y Esteban Bieda, dirigida por Cristina Banegas; L’Inhumaine, improvisación colectiva sobre una película de Marcel L ́Hebier. En esta sala se realizarán las reposiciones: El hombre que perdió su sombra, versión libre de La maravillosa historia de Peter Schlemihl de Adelbert von Chamisso, dirigida por Eleonora Comelli y Johanna Wilhelm; 5 S M (Shakespeare Material) versión reducida que durante el 2018, con éxito, se presentó en gira con contenidos acorde a colegios secundarios), concepto, dramaturgia y dirección: Laurent Berger; Tiestes y Atreo, escrita y dirigida por Emilio García Wehbi a partir de la tragedia Tiestes de Séneca; Sagrado bosque de monstruos, concepto Oria Puppo, Alejandro Tantanian, escrita por Inés Garland, Santiago Loza y dirigida por Alejandro Tantanian

La sala Luisa Vehil contará con dos estrenos: Tadeys de Osvaldo Lamborghini, versión teatral y dirección de Albertina Carri y Analía Couceyro; Testimonios para invocar a un viajante de Patricio Ruiz y dirigida por Maruja Bustamante. Y se repondrán: La madre del desierto, escrita y dirigida por Nacho Bartolone; Escritor fracasado de Roberto Arlt, en versión de Marilú Marini y Diego Velázquez, dirigida por Marilú Marini.

Se estrenará en la sala Orestes Caviglia: Un domingo en familia de Susana Torres Molina y dirigida por Juan Pablo Gómez; Adela duerme serena de Teo Ibarzábal (ganadora del Concurso de dramaturgia 2018 por unanimidad entre 372 obras). Y la reposición de En lo alto para siempre, escrita y dirigida por Camila Fabbri y Eugenia Pérez Tomas.

Además continuarán las visitas guiadas teatrales abierta al público en general con la reposición de La Guiada de Aldana Cal y Gustavo Tarrío, dirigida por Gustavo Tarrío y se retomará el ciclo “Tinta Fresca”. En tanto que el III Laboratorio de Creación estará a cargo de Ciro Zorzoli, y Tantanian aseguró:

Permitir el ensayo y el error es una de las cosas que queremos seguir apoyando. Es una de las formas de generar cambios en el arte y un teatro público tiene la obligación, entre otras cosas, de poder sostener el trabajo creativo y el riesgo de sus artistas. Será uno de los ejes de los cuales, mientras estemos aquí, no nos vamos a separar.

En cuanto a la programación Internacional, la misma hará foco en dos artistas libaneses, Rabih Mroué y Lina Saneh, en un ciclo de cuatro performances. El Teatro Cervantes será una de las sedes del Festival Teatroxlaidentidad; continuará con el Ciclo de Música Contemporánea con foco en la interacción entre música, escena, tecnología y performance; con la Feria del Libro, evento de tres jornadas, con espacios de reflexión y talleres gratuitos,.. .y se mantendrá el plan de Giras nacionales.

También comentó Tantanian que se llevará a cabo el primer laboratorio en artes electrónicas para generar contenidos que ya son de nuestro presente. Por otro lado, el primero libro ha editar en el 2019, Volumen, estará dedicado a Alberto Uré y destacó el trabajo realizado por el equipo de Gestión de Público. Posteriormente aclaró que durante el presente año se realizó una prueba piloto con lenguaje de señas, audio introducción y un programa en mano en braille para personas con discapacidad visual y auditiva. Para el próximo año:

Vamos a profundizar este trabajo para transformarnos en un teatro accesible en su totalidad. Queremos generar funciones accesibles de la gran mayoría de los espectáculos que programemos para que este teatro sea inclusivo […] La sala María Guerrero tiene aro magnético para la gente hipoacúsica, y estamos en desarrollo de poner aro magnético en las salas Luisa Vehil y Orestes Caviglia y esperamos concretarlo durante el 2019.

Finalizando, entre otras cosas, remarcó la continuidad del Premio María Guerrero y la necesidad de “un teatro de calidad que salga al mundo, que es lo que todavía nos queda como trunco”. Por último, agradeció a cada departamento que hace posible su gestión: “a todas y cada una de las personas que llevan adelante este teatro”.

No podemos ignorar que el cierre del acto estuvo a cargo del Secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, quien dio un lamentable discurso para nada acorde con todo lo anterior.unnamed

Presentación de la Temporada 2019 del Complejo Teatral de Buenos Aires

Estándar

EL COMPLEJO TEATRAL DE BUENOS AIRES PRESENTÓ LA TEMPORADA 2019

unnamedCon la presencia del Ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, además de varios funcionarios, actores, directores y medios de prensa, Jorge Telerman presentó oficialmente en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín la Temporada 2019 del Complejo Teatral de Buenos Aires.

El director general del Complejo destacó que “la temporada estará atravesada por un eje conceptual político. Para esto, entre otras cosas, sirve el arte: para reflexionar sobre los fenómenos y por qué suceden y las respuestas que los hombres y las mujeres encontramos ante esas situaciones. Vamos a abrir la temporada 2019 de la Coronado con una nueva versión de Hamlet, obra que concentra como ninguna otra la reflexión política sobre el poder y la traición.

Ese “eje político” tendrá otras “estaciones”. A 80 años del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, “uno de los momentos más oscuros en la historia de Occidente”, tendrá lugar la presentación conjunta de dos obras del sudafricano Ronald Harwood, ganador del Oscar por el guión del film El pianista de Roman Polanski. “Tomar partido y Colaboración son dos piezas basadas en episodios reales que plantean el dilema moral de artistas que construyeron su propia realidad por encima de la realidad común”, comentó Telerman. “Una forma de aproximarse a esa época siniestra desde la experiencia personal de hombres y mujeres frente al horror del nazismo.”

También lo político será abordado con HappyLand, obra de Gonzalo Demaría que pondrá en escena Alfredo Arias y que toma como figura central a Isabel Perón. “Con HapyLand podemos volver a una fecha dolorosa, el 24 de marzo de 1976, de una forma que el horror de la dictadura no nos permitía. Y quién mejor que le gran Alfredo Arias, quien estrenó la Eva Perón de Copi, entre otras obras que recorren el paisaje del peronismo”. unnamed1

“Igualmente política es Fedra“, continuó Telerman. “Diría que, a medida que pasa el tiempo, cada vez más. Desde una perspectiva actual, es un discurso desde la mujer y la incomprensión que los hombres tenemos hacia ese deseo, aun quienes nos esforzamos por comprenderlo.”

En esa misma vía volverá al San Martín –con al acompañamiento del British Council–, Campo minado, el proyecto escénico de Lola Arias que reúne a veteranos argentinos e ingleses de la Guerra de Malvinas para reconstruir sus recuerdos y su vida después de ella.

Asimismo, Telerman destacó el regreso al San Martín después de varios años de grandes artistas vinculados desde siempre con esta casa: Rubén Szuchmacher con la mencionada versión de Hamlet, Mauricio Kartun que estrenará su pieza La vis cómica en la Cunill Cabanellas y la directora Laura Yusem, responsable del montaje de El cartógrafo, del notable dramaturgo español Juan Mayorga. Pieza que representa la última estación del eje político de la temporada, ya que propone un “mapa cotidiano del horror” en el gueto de Varsovia.

Otro hecho destacable es “la fuerza con la que crece la temporada internacional que tendrá su foco principal en Italia, en el marco del programa Italia XXI, con la colaboración del Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires y el Teatro Coliseo. Entre otros grandes artistas de la escena italiana se presentarán Emma Dante, Carmen Consoli, los títeres de la ópera siciliana dei Pupi y Stefano Massini con Occident Express, “donde el cruce político vuelve a poner el acento en el drama de la inmigración. También se presentará Kaos Pirandello, de Vicenzo Pirrotta, una maratón de teatro dedicada al dramaturgo siciliano que tomará por asalto varios espacios del San Martín además de la calle. Además de teatro, danza, música y títeres, este “foco Italia” incluirá una retrospectiva dedicada al genial Vittorio De Sica en la Lugones.

El Teatro Sarmiento continuará dedicado a la experimentación a través del programa “Artistas en residencia”, que permite profundizar un proyecto a largo plazo en tres instancias: una retrospectiva, un workshop y la producción de un nuevo espectáculo. En estos años el programa posibilitó la presentación del Proyecto Pruebas de Matías Feldman (quien en 2018 estrenó El Hipervínculo en la Coronado), del grupo Piel de Lava, que produjo su última creación, Petróleo, destacada por la crítica como obra del año y, para 2019, fue invitada la coreógrafa y bailarina Leticia Mazur. Estos espectáculos, junto con Campo minado y El baile, serán las grandes reposiciones para el 2019. “Estas obras dejaron a muchos espectadores sin poder verlos. Y pensamos que van a ser acompañadas en la próxima temporada, no sólo por el éxito que tuvieron, sino porque contribuyen a la circulación de las artes escénicas y hacen del Complejo Teatral de Buenos Aires un lugar de referencia, de encuentro, de debate y conversación, sonde la diversidad y la diferencia son celebradas”.Foto_Gustavo_Gavotti1012143410

***

En el día de la fecha se realizó dicha Presentación y éstos son algunos de los anuncios destacados en la gacetilla de Prensa de CTBA.

Universo Bali y Escaleras sin fin de Margarita Bali

Estándar

Margarita Bali

Presentación de Universo Bali. Danza y Audiovisual y el estreno de Escaleras sin fin

Azucena Ester Joffe

El pasado 20 de septiembre, en la colmada sala Auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes, tuvo lugar la Presentación del volumen Universo Bali. Danza y Audiovisual y el estreno, en Argentina, del videodanza Escaleras sin fin. Un evento que, más allá de contar con el perfecto marco de la Institución, en concordancia con la artista, fue afectuoso y de agradecimiento de todos aquellos que acudieron a la cita. Con una trayectoria indiscutible, Margarita Bali, según afirma su editora:

Construye un modelo de creación en el que convergen en un doble vínculo la vida personal, privada y lo artístico, lo público […] Hay un modo de construir el arte como artesana (…) y como artista que maneja con maestría los dispositivos tecnológicos, que realiza obras interactivas y “mapping” arquitectónicos. (Torres, A, 2018: 8)

Escalera sin fin.F-A.JoffeEn primer lugar, se proyectó Escaleras sin fin, videodanza site specific filmada por Bali durante su residencia artística de dos meses, durante el presente año, en la Universidad de Washington, en Seattle, con una Beca Arthur W Mellon. Una obra coreográfica en diálogo con determinada arquitectura, un preciso “montaje de recortes”, de movimientos atrapantes, en un material que nos permite la libertad de involucrarnos como simple mortales que somos. Un entramado creativo de potentes imágenes que se yuxtaponen, a partir de diferentes escaleras -antiguas y nuevas, mecánicas y tradicionales, rectas y espiraladas, internas y externas,… Estructuras que se duplican y se conectan en un movimiento atemporal que podría responder a mundos paralelos y que, a su vez, contiene otros movimientos en un continuum que tiene la precisión del talento.

Universo Bali.P-A.JoffePosteriormente, se realizó la Presentación del libro Universo Bali donde acompañaron a la coreográfa y bailarina: Gabriel Gendin, Mariela Yeregui, Gabriela Prado, Silvina Szperling, Fabián Muggieri, Alejandra Torres, Graciela Taquini y Rodrigo Alonso. También estuvieron presentes en el Auditorio muchos de los especialistas convocados a colaborar desde la escritura en dicho libro. Un volumen que requiere de un lector ávido y comprometido con el arte contemporáneo, para poder disfrutarlo estéticamente en un recorrido que no es ni lineal ni azaroso. La minuciosa e impecable edición, donde cada apartado cuenta con sus correspondientes fotografías, convoca no sólo a intérpretes, técnicos, …, que participaron en cada obra sino también a los espectadores de las mismas.

Marga”, como le dicen los más cercanos, es dueña de un inagotable estilo y de una energía en constante circulación que, con el carisma que la caracteriza, aglutina a distintos hacedores de las artes escénicas.

Plasmar en el soporte libro una obra cuyo eje es el movimiento: la danza y el audiovisual, es por un lado, un desafío y por otra, la dimensión material del impreso nos permite ver, retrospectivamente, su colosal trayectoria, el trabajo ininterrumpido, los recorridos e interés. (9)

Dos obras interesantes e indispensables para nuestro arte, en general, y para los amantes de la danza contemporánea, en particular, que tienen la textura de la identidad creativa de Margarita Bali.

Escaleras sin fin

Dirección y edición: Margarita Bali. Asistente de Dirección y Producción: Hallie Scott. Música: Ex-Machina Carlos Sánchez Gutiérrez. Cámaras: Rachel Lincoln y Margarita Bali. Vestuario: Michelle Lesniak. Bailarines: Leslie Kraus, Rachel Lincoln, Juliet McMains, Brandin Steffinsen, Pam Olson, Seraphina Shi, Zack Rahman, Kyki Li, Katherine McCool, Hallie Scott, James Fesalbon, Za Thomaier, Fausto Rivera, Robert Moore, Tessa Magnuson, Connie Villenes, Leah Russel, Timothy Johnson, Sophia Arnall, Dolly Huang, Imana Gunawan, Austin Nguyen, Jordan Rohrs, Pamela Schick y Raymond Wolf. https://www.facebook.com/148052891958884/posts/escaleras-sin-fin/1699823646781793/ [22/09/2018]

Universo Bali. Danza y Audiovisual

Concepto y edición: Alejandra Torres. Textos: Rodrigo Alonso, Margarita Bali, Claudia Groesman, Edgardo Mercado, Silvina Szperling, Graciela Tanquini, Susana Tambutti, Alejandra Torres, Juan Vallejos y Mariela Yeregui. Diseño gráfico: Fabián Muggeri. Editado en Buenos Aires: 286 páginas.

Prensa: Simkin & Franco

Dos en la multitud. Débora Infante – Juano Villafañe

Estándar

Dos en la multitud. Débora Infante – Juano Villafañe

Recital poético y presentación del CD 17 Cicatrices y del libro Públicos y Privados

unnamedAzucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

La palabra y la poesía, la música y la poesía, juntas las dos armonías la del verso y la de los instrumentos en escena es lo que ofrecen a un espectador atento y conmovido en la sala Solidaridad, Débora Infante y Juano Villafañe. La voz del poeta primero, dejando que sus versos sean compartidos por todos y la voz y su color impresionante en la intérprete, nos llevan por un camino de ensoñación. Él de riguroso negro, ella también pero con un vestido bordado lleno de color y vuelo, como una mariposa de la noche que nos dejara el perfume de su canto. Los músicos en escena llenaban el espacio que delimitado por la iluminación, nos presentaba el ritual del protagonismo cada vez que uno u otro tomaban el micrófono para deleitarnos con un mundo subjetivo, que al mismo tiempo, desde su individualidad nos interpelaba. Las poesías de Públicos y Privados, de Juano Villafañe, en la voz de la cantante tomaban una carnadura diferente, aquella que le proporcionaba la calidez de una forma de expresión maravillosa. A los versos del poeta se sumaron los de la propia Infante, quien conmueve con el mundo que nos propone desde la infancia hasta la edad del amor, y del balance, como en 17 Cicatrices. La música a los versos de Villafañe también es de Infante; y entonces el enlace entre uno y otro es un encaje de relojería. Una entrega entre los dos intérpretes que logran un clima de tiempo suspendido, un tiempo que les es propio pero que nos permite ingresar en el nuestro para viajar hacia atrás o hacia adelante, y pensar nuestra experiencia de vida entre el amor y el fracaso del amor, entre la esperanza y la desazón, siempre con la calidez de la palabra poética y sus imágenes poderosas.

Ficha técnica: Dos en la multitud. Producción artística: Débora Infante – Juano Villafañe. Producción musical: Débora Infante y Hugo Dellamea. Dirección musical: Hugo Dellamea. Músicos: Hugo Dellamea (guitarra), Ariel Sánchez (percusión), Fernando Botti (contrabajo), Chungo Roy (piano). Fotografía: Javier Fuentes. Vestuario: Elena Faranda. Prensa: Claudia Cacchione. Comunicación: Juan Yacar. Comunicación visual – CCC: Claudio Medin. Técnicos: Horacio Novelle, Darío De los Santos, Matías Noval, Carla Giovanini. Centro Cultural de la Cooperación: Solidaridad. Duración: 60’. Presentación: 31/07/2018.