Archivo de la etiqueta: Jorge Pacini

Sucede lo que pasa de Griselda Gambaro

Estándar

Sucede lo que pasa
de Griselda Gambaro

Azucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

000118788Griselda Gambaro escribe Sucede lo que pasa en 1975, un año difícil para el país y para la vida personal de la dramaturga que en dos años más se verá obligada a partir al exilio. En un mundo íntimo, el del absurdo de amenaza, una pequeña familia de relación filial, compuesta por una hermana y un hermano, son acechados por las circunstancias de una vida sin contención, y la manipulación de aquellos que como buitres rondan los cuerpos que suponen están próximos a caer, en cualquiera de sus significados, moral o físicamente. Teresa de apariencia infantil y despreocupada, juega como recurso último para ocultar tras la máscara de la felicidad un pasado que la perturba y que vuelve a su vida como el reflujo del mar. Su hermano, Tito, perdido en la problemática de la supervivencia, ve y no quiere ver, cuáles son los motivos que tiene su hermana para actuar como lo hace en su relación con el afuera, y los que se aproximan desde allí. Quique, el médico; el amigo, César, y Zamora, el jefe que es el causante principal de un drama que nos vuelve como espectadores a una realidad que no ha cesado a pesar de los años transcurridos. El núcleo central de la temática pasa por el abuso de poder, un tema recurrente en la dramaturgia de la autora, que sobre todo en estas sus obras de los sesenta y setenta, está preocupada por como se llevan adelante las relaciones víctima /victimario y la oportunidad de los seres más débiles en el entramado social, las mujeres, para defenderse de la perversidad que no es sólo del orden de lo sexual. Podemos relacionar esta pieza dramatúrgica con sus novelas de la misma época: Una felicidad con menos pena (1968) y Ganarse la muerte (1976). Es esta última la que con su publicación provocó que la dictadura cívico – militar la incluyera en las listas negras. Volver sobre un texto de cuarenta años y ver que conserva la actualidad en cuanto a su semántica es por demás preocupante y nos deja a los espectadores un interrogante sobre las relaciones dentro y fuera de la institución familiar y un sabor amargo al momento de analizar las relaciones sociales en pleno siglo XXI. Las muy buenas actuaciones son las que sostienen el texto dramático, a partir del trabajo con las emociones desde la gestualidad, la voz y un cuerpo que se ve atravesado por las palabras que lo rigen y lo construyen. sucede-t-728x408Es desde los cuerpos y su impronta en el espacio, y sus desplazamientos que la dirección logra atravesar la ilusoria cuarta pared para introducirnos de lleno en el conflicto. Al ingresar a la Sala, una joven toca la armónica de forma distraída pero con el transcurrir de la historia esa criatura casi infantil estará presente en la transición entre las escenas o bien subrayando los estados de ánimo de Teresa. Quizá sea la materialización de la infancia dolorosa y de la inocencia que fue arrancada en un ámbito sólo rodeado por la marginalidad constitutiva; podríamos pensar que representa la ilusión intrínseca de una cajita de música en cuyo interior se puede sobrevivir a una existencia cruel. Aunque, el dispositivo escénico no termina por crear el clima opresivo que requiere la situación dramática, la iluminación recorta el espacio íntimo, espacio de muerte, marcando los límites como si fuera una trampa para los dos hermanos. Un relato en tensión constante que nos hace olvidar de nuestro pasivo lugar, pues como espectadores sentimos la destrucción y la fatalidad en la que está inmerso el texto primero. La imagen última de Teresa sosteniendo el cuerpo inerte de su hermano, es de una fuerza y belleza plástica que recuerda a La Piedad de Miguel Ángel, cierre doloroso y potente que nos deja una última mirada.sucede...-728x408

Ficha técnica: Sucede lo que pasa de Griselda Gambaro. Elenco: Jorge Lifschitz, Andrés Portaluppi, Hilario Quinteros, Ana Clara Schauffele, Julia Tapia, Néstor Villa. Diseño de iluminación: Claudio del Bianco. Diseño gráfico: Hilario Quinteros. Foto: Alberto Italiano. Dibujo: Leandro Pacini. Prensa y comunicación: Cecilia Dellatorre y Analía Cobas. Asistente de dirección: Ana Clara Schauffele. Dirección y puesta en escena: Jorge Pacini. Teatro El Portón de Sánchez. Duración: 70’. Estreno: 03/05/2015.

Anuncios