Archivo de la etiqueta: Marilú Marini

Matate amor de Ariana Harwicz

Estándar

EN “MATATE AMOR” SE AGITAN LOS DESTINOS FEMENINOS CON UNA BRILLANTE RICA RIVAS

Por Laura Ferré para Agencia Télam1

MATATE 066 (1)La actriz Érica Rivas brilla en el unipersonal “Matate amor”, dirigida por la gran Marilú Marini sobre la novela de Ariana Harwicz, para edificar una puesta que recorre el deseo a puro riesgo y sale victoriosa del desafío para entregar un trabajo explosivo que al mismo tiempo construye un lenguaje y una mirada sobre el teatro actual y puede verse a sala llena los viernes y sábados, en Santos 4040.

El espacio situado en el barrio de Chacarita explota de público, en amplia mayoría integrado por grupos de mujeres, quienes esperan en fila para luego ondular por un breve recorrido hasta la sala, entre un humo similar al de ciertas fiestas.

El inicio de la puesta resiste a dejarse identificar, porque desde que se ingresa allí la complicidad con la platea abraza y en esa suerte de todo compacto entre la intérprete y la gente, el bosque del deseo propuesto por la escenografía (Coca Oderigo) y las luces (Iván Gierasinchuk) tan ocres como precisas, se abre y se cierra como la lente de una cámara.

Quizás como decía la fallecida fotógrafa estadounidense Diane Arbus: “Una fotografía es un secreto sobre un secreto, cuanto más te cuenta menos sabés”, y breves ecos de aquella frase parecen resonar al ver la puesta, aunque sólo por algunos momentos, ya que el clima escénico cambia a ritmo vertiginoso, casi como sucede con la temperatura emocional de la sala.

El pulso frenético de la primera novela de Harwicz (reeditada por editorial Mardulce en 2017) candidata a la importante distinción Man Booker International Prize otorgada por la fundación inglesa homónima al mejor libro traducido en Reino Unido, fue adaptado por las tres artistas y se respira libre por la sala, con celebrados toques de humor.

Matate amor” es mucho más que una obra avasallante con un descomunal trabajo interpretativo donde la impronta de Marini actriz está bien presente y entrega una dirección generosa en su segundo trabajo desde ese rol (El primero es “Escritor fracasado”, actualmente en cartel en el Teatro Cervantes).

Se trata de un juego destinado a narrar los destinos posibles para una mujer: La maternidad, el manicomio, el matrimonio, la psiquiatría policial, la pasión furtiva, para trascenderlos desde la construcción de un lenguaje y una mirada sobre la escena.

En “Matate amor” no hay moraleja ni bajada de línea, se apela a los recursos necesarios más allá de las modas escénicas: hay voz en off, pantalla de video y la intérprete por momentos sale del personaje y relajada pide tal o cual efecto al sonidista, o letra a la apuntadora.

Por suerte tampoco aparece el tono de reivindicación de crónica sobre la locura.

La vida en comunión con la naturaleza, o el elogio de las pinceladas cotidianas que hacen a la intimidad, dos banderas discursivas del momento, dúo de botines a proteger, se desintegran frente a cada recurso de la puesta.

La protagonista, una suerte de Diana la cazadora en modo extremo, encuentra en Rivas a una actriz capaz de transformarse por completo y lucir como un ciervo asustado, una heroína o una mendiga al borde del ataque.

La locura y la muerte, dos indomables, se transforman en la pieza en una suerte de trampolín, quedan integradas como base de un andamiaje teatral forjado a fuerza de detalles milimétricos desde donde disparar dudas, generar preguntas e identificaciones filosas, nada complacientes con el público que a veces se ríe ansioso para salir abismado y agradecerlo con la sostenida ovación final.

“Matate, amor”, con diseño de movimiento de Diana Szeinblum, puede verse los viernes y sábados, a las 20, en el espacio Santos 4040, Santos Dumont 4040.

Anuncios

El homosexual o la dificultad de expresarse y Eva Perón de Copi / El día de una soñadora (y otros momentos) sobre textos de Copi

Estándar

El homosexual o la dificultad de expresarse y Eva Perón de Copi

El día de una soñadora (y otros momentos) sobre textos de Copi

1Azucena Ester Joffe

En la primera semana de Julio, en el Teatro Cervantes, se estrenaron dos obras de Copi El homosexual o la dificultad de expresarse y Eva Perón, con un entreacto a modo de monólogo a partir de El baile de las locas y de Río de la Plata, también del dramaturgo, junto con algunos fragmentos de dos entrevistas realizadas entre 1970-1971, bajo la dirección de Marcial Di Fonzo Bo. La particular e incisiva escritura de Copi impugna cualquier categoría establecida, un indiscutido emergente de los 60 que aún, lamentablemente, sigue despertando reacciones anacrónicas e incomprensibles. Su textualidad dramática permite distintas lecturas y deja en claro que hay que abandonar los prejuicios personales y colectivos para comenzar a saldar la deuda que tiene nuestro campo teatral con “su producción vasta, multifacética, irrisoria y cuestionadora de todo orden establecido”:

El cómic, la narración, la actuación, la escritura teatral o la dirección escénica forman parte del mismo despliegue material de una obra sólida que adquiere constantemente nuevas dimensiones significativas, en las que lo monstruoso ocupa un lugar destacado y festivo. En la vastedad de sus textualidades, Copi explicita un interés claro por hacer foco en personas disidentes cuya disimilitud los hace auténticos miembros de la comunidad de los desplazados de toda esfera normativa. Monstruos que atraviesan y constituyen su universo. (Lozano, 2015:197)2

Una propuesta interesante y un punto de vista distinto a partir de la escritura escénica, Di Fonzo Bo, que habilita la libertad el universo de Copi. Destacamos además las muy buenas actuaciones del elenco que le dan la carnadura precisa a cada personaje provocando el distanciamiento necesario y, a su vez, focalizan nuestra atención inmersa en las escenografíasgrandilocuentes. Aunque, quizás la idea de unir ambas obras por un entreacto a modo de continunn puede resultar un poco agotador para el espectador actual que vive sumergido en su cotidiana vorágine.3

Ficha técnica: El homosexual o la dificultad de expresarse de Copi. Traducción: Joani Hocquenghem. Con: Juan Gil Navarro (Madre), Rosario Varela (Irina), Hernán Franco (Gardo), Carlos Defeo (Garbenko), Rodolfo de Souza (General Pauchkine). Entreacto: Gustavo Liza dice CopiEva Perón de Copi. Traducción: Jorge Monteleone. Con: Benjamín Vicuña (Eva Perón), Carlos Defeo (Madre), Juan Gil Navarro (Ibiza), Rodolfo de Souza (Perón), Rosario Varela (Enfermera). Música original: Ettienne Bonhomme. Iluminación: Bruno Marsol. Vestuario: Renata Schussheim. Escenografía: Oria Puppo. Asistencia de escenografía: Martina Nosetto. Asistencia de vestuario: Laura Copertino. Asistencia de iluminación: Facundo David. Asistente de sonido: Franco Amorosino. Producción: Silvia Oleksikiw, Lucía Quintana, Maxi Libera. Asistencia de dirección: Ana Calvo. Dirección: Marcial Di Fonzo Bo. Estreno: 08/07/2017. Teatro Cervantes: sala María Guerrero. Duración: 145′.

Biliografía
Lozano, Ezequiel (2015). “Derivas, proyecciones, paradojas y desafíos” en Sexualidades disidentes en el teatro. Buenos Aires, años 60. CABA: Biblos: 191-224.
.

El día de una soñadora (y otros momentos) Sobre textos de Copi

Adaptada y dirigida por Pierre Maillet

4María de los Ángeles Sanz

Marilú Marini y Copi, Copi y Marilú Marini, una pareja que lleva en el escenario una trayectoria que abarcó un tiempo de exilio en París, aunque no fuera un acontecimiento tan claro de definir cuándo comenzó o que significó. De ello se habla también en esta puesta que dirige Pierre Maillet:

Ella inventa ante nuestros ojos una especie de Blancanieves, más cercano a Brigitte Fontaine que a Walt Disney. Y en espejo a todo ese material poético y ficcional, atravesamos el Río de la Plata, un texto escrito en 1984. Concebido como el prefacio de una novela que no tuvo el tiempo de escribir, en el cual Copi habla como nunca antes de sí mismo, de sus orígenes, de Uruguay, de la Argentina donde él estaba prohibido, del exilio y de su relación con la escritura. (Pierre Maillet, programa de mano)

Ingresando desde la platea, botella de agua en mano, con ligereza y sonriente, la actriz se apropia de la escena, y sienta con su pregnancia el valor de su arte, y la madurez de su poética escénica. Su cuerpo y su voz son dos herramientas que maneja a la perfección, y su transitar por el espacio la hace verse a la vez imponente y frágil, sutil sobre el escenario pero a la vez dueña y señora de la escena. En español con acento, y en francés va recuperando los textos que alguna vez pensó y escribió Copi, y los transita para hacernos sentir su fuerza, para que conozcamos su mundo tan partícula. La mujer sentada, organiza desde una esquina del espacio un universo que se despliega. El día de una soñadora como afirma Pierre Maillet en el programa de mano, es: “(…) un bello poema teatral, enigmático, puesto por Jorge Lavelli en el ’68 con Emmanuelle Riva como protagonista.” El personaje que compone Marilú Marini funciona como doble del dramaturgo, y expone desde su monólogo, o cuasi diálogo sus pensamientos, sus deseos, sus dudas y sus miedos. El humor y la ironía juegan con la belleza del lenguaje, conforman una lengua filosa y tierna a la vez, construyen sin parar una melodía de sonidos que exponen un relato, que conforman una historia personal y única.5

Ficha técnica: El día de la soñadora (y otros momentos) Sobre “El día de una soñadora” y “Río de la Plata” de Copi. Elenco: Marilú Marini. Piano: Lawrance Leherissey Voz en off: Marcial Di Fonzo Bo, Michael Lonsdale y Pierre Maillet. Producciòn TC – TNA: Maximiliano Libera. Asistencia de dirección: Mónica Quevedo. Colaboración artística: Ernesto Donegana. Subtitulado: Mónica Bartolomé Producciones. Traducciones: Eduardo Muslip y María Sila por El día de una soñadora; Edgardo Dobry por Río de la Plata. Adaptación: Pierre Maillet. Sonido: Manú Leonard. Iluminación: Bruno Marsol. Vestuario: Raoul Fernández. Traje (vestuario del pianista): Julien De Caurel. Escenografía y vestuarios realizados por los talleres de la Comedie de Cûen: Alexis Claire, Patrick Demière, Pierre – Amaury Hervieu, Antoinette Magny, David Marain, Serge Taral, bajo la dirección de Benoit Gondouin. Dirección: Pierre Maillet. Sala María Guerrero del Teatro Nacional Cervantes.