Archivo de la etiqueta: Soledad Amido

Viaje Trilógico de S. Amido y D. Pérez Demaría

Estándar

Viaje Trilógico

de Soledad Amido y Dolores Pérez Demaría

El Músico toca una pieza musical electrónica que acompaña corporalmente la viajera-sobreviviente dando cuenta lo que pasará en ese bosque tropical, lugar donde se encuentra hace meses, años… no se sabe. Ni ella lo sabe, ya no lo recuerda. Tiene hambre y sufre, pero también se ha hecho de buenos amigos animales y es acogida por las plantas húmedas del lugar que la cobijan de amenazas salvajes inesperadas

12801262_980361162041663_7766895981056790194_nAzucena Ester Joffe, María de los Ángeles Sanz

El grupo Los Antílopes, formado por dos talentosas actrices y un músico construyen un viaje con características oníricas que transforman lo real cotidiano en una forma de llevar el recuerdo al escenario desde aquello que se guarda en el inconsciente. La puesta nos propone un viaje; todo comienza con un viaje en avión, azafata y piloto; un accidente, una caída, una pérdida y como sobrevivir a partir de la desaparición del mundo conocido. Incertidumbre / Sobrevivencia construyen al personaje que tiene con el lenguaje una relación que va desde el balbuceo, la imitación de sonidos, al relato lineal. Los sonidos y los efectos lumínicos, otros sujetos no humanos ya que accionan conformando necesariamente el espacio / tiempo. Por otra parte, el interesante trabajo de la actriz otorga peso específico a los momentos de no acción y de silencio o ausencia de la palabra. Lo conocido, máscara que nos da una falsa seguridad, lo desconocido la naturaleza que no comprendemos. La textualidad presentada es lo suficientemente fragmentada y a la vez coherente como para darle al trabajo la posibilidad de conformar secuencias separadas, pero sin embargo, en escena presenta una unidad que tiene un hilo conductor, el personaje, que nos permite seguirlo como relato unívoco. 12814239_970812972996482_5153436604365257472_n

Para construir esa unidad la dirección combina la fuerza de los movimientos corporales y un vestuario que no sólo pasa de lo convencional a la extrañeza, sino que dentro de la misma consigue ser funcional a la intriga que desde la conjunción de palabra y cuerpo se desarrolla en la puesta. La iluminación logra lo fantasmagórico de algunas secuencias, y la música de Gustavo Goldszer apoya ese clima irreal necesario para las imágenes que se desarrollan en escena. La propuesta de la compañía es contundente y tiene dos puntos claves. Por un lado, la búsqueda de “la unión entre lo teatral y lo musical, utilizando ambos lenguajes para experimentar la palabra a través de lo sonoro”1 y, por otro, un claro llamado de atención sobre el cambio climático y el calentamiento global. La urgencia de hacernos cargo del agotamiento de la naturaleza, un grave problema sin solución, es un problema de todos y Viaje Trilógico está construido sobre un relato que desde este punto de vista es apocalíptico. Es lúcida la forma en que está planteada la historia, el discurso verbal por momentos no basta y son el discurso corporal junto a la música los que tienen la voz. 12832368_971588409585605_5421605724831859778_nLa naturaleza no necesita de palabras sino de acciones precisas. La corporalidad que es construida en escena a partir de estos dos soportes -teatro y música- podríamos pensarla como dos representaciones distintas del cuerpo y, por lo tanto, de la vida. Las primeras escenas dan cuenta de un cuerpo medido, un cuerpo máquina, un cuerpo cartesiano, que tiene la visión del mundo contemporáneo. En cambio, las potentes imágenes visuales y auditivas nos van mostrando un cuerpo grotesco, un cuerpo unido al cosmos y a la naturaleza, una visión más arcaica y que nunca deberíamos haber perdido. Una puesta en escena que podría resultar difícil de asir si a cada gesto o a cada movimiento intentamos racionalizarlo, pues la escritura dramática y escénica nos sumerge en un laberinto de sensaciones, con algo de humor y/o ironía, y cada espectador le dará un sentido según su vivencia personal. Nuestra percepción, como sujeto espectador, es que cuanto más rápido se desvanece el presente el futuro podría desaparecer a mayor velocidad. 12472359_990604874350625_5033954921694181197_n

Una mirada inteligente, creativa y comprometida con la actual realidad global. Solo nos resta decir: gracias por este llamado de atención, o mejor dicho por este grito, necesario en especial para los más jóvenes y adolescentes porque son los únicos que pueden “tomar al toro por las astas”.

Ficha técnica: Viaje Trilógico de Soledad Amido y Dolores Pérez de María. Elenco: Gustavo Goldszer y Dolores Pérez de María. Vestuario: Jessica Menéndez. Composición musical y sonido: Gustavo Goldszer. Iluminación: Malena Miramontes Boim. Dirección y puesta en escena: Soledad Amido. Teatro Del Borde.

11215733_906094799468300_2393374481212251154_n 

Anuncios