Esto no es una emergencia de Nancy Lago

Estándar

Esto no es una emergencia de

Nancy Lago

“Es cada día un mismo día”

Mariángeles Sanz

                                                                                                                       sanzm897@yahoo.com

Un espacio claustrofóbico, en él, tres mujeres vestidas con uniformes de empleadas del Estado se mueven sin entender demasiado, fuera del tiempo, en una constante de pasos por un lugar que aparentemente no ofrece salida. Sin embargo, el estado de incertidumbre es otra geografía recurrente que agobia tanto o más que el territorio. En el juego de las contradicciones que el género requiere, todo el tiempo una puerta con su cartel luminoso marcando la salida estará frente a ellas, pero no accederán a ese fácil recurso, porque dice salida de emergencia, y lo que les pasa no lo es.

Aferrados al común de lo conocido dentro del desamparo, el paseo en bicicleta, una referencia a un afuera que no existe,  prefieren recibir agua cuando la piden, que les llega quién sabe de dónde, o unas pastillas salvadoras, vitaminas útiles que suplantan la comida que no tienen. El miedo a tomar una decisión las llevará a enfrentarse en viejas rencillas, a recordar lo intrascendente, para no pensar en la posibilidad de decidir firmemente una salvación posible. El terror a lo desconocido, impide un cambio necesario, aire puro para los pulmones atenazados en las cuatro paredes de un subsuelo, un pozo ciego donde han caído sin remedio.

La música clásica y su fondo de un rojo potente, choca con el ruido de la amoladora que taladra los oídos pero que sólo sirve para señalar las horas que transcurren sin pausa y sin tregua sobre sus vidas. Metáfora de otras calamidades que suelen caer sobre la humanidad recurrentemente, la mayor sería la parálisis que nos provoca innovar, buscar salidas nuevas a nuestros problemas, o ignorar porque tememos que por sencillo sea erróneo tomar el camino que como cartel luminoso tenemos enfrente de nuestras narices.

El absurdo beckketiano y su pesimismo sobre la condición humana, atraviesa la pieza de Nancy Lago, y es muy bien entendido por la dirección de Vilma Rodríguez. Incertidumbre, desestabilización en el presente de los personajes, y en el espectador que a pesar de los datos horadados no puede dejar de realizar analogías evidentes e inquietantes.

Las actuaciones son precisas, exactas, contenidas en su desesperación, logrando una síntesis entre la aceptación a una situación que parece producto de un karma, y la necesidad de salir de la misma a como dé lugar. La decisión final, es también una incógnita, y la visualización de como todo queda en sintonía con ese tiempo – espacio detenido en una cinta de moebius. Una pieza que se suma a otras en las que un estado de distopía nos lleva a preguntarnos sobre este presente de agobio, de salidas falsas, invadidos por la imprecisión de una memoria que no acierta a reconstruir quienes somos, y sobre todo, hacia dónde vamos.

Ficha técnica: “Esto no es una emergencia” de Nancy Lago. Elenco: Eugenia Alonso, Paula Fernández Mbarak, Julieta Vallina. Producción TNC: Martín Lavini. Asistencia de dirección TNC: Maximiliano Libera. Dirección: Vilma Rodríguez. Cello: Lucas Argomedo. Violines y violas: Cecilia García. Grabación y mezcla: Manuel Schalier. Composición, arreglos y producción musical: Lucio Mantel. Iluminación: Alejandra Martín. Vestuario: Florencia Zavadivker. Escenografía: Liza Gieco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s